Por Aleja Paez

La Liga de la Ciencia: heroísmo en pro del conocimiento

Como salidos de una saga de Marvel, un grupo de científicos toman la pantalla de la TV Pública para cumplir una difícil misión: divulgar la ciencia con un estilo innovador, dinámico y algunas pinceladas cómicas. 

 

Aleja Páez | Periodista e investigadora, especialista en TV y OTTs

 

¿Qué pasa en el cerebro cuando experimentamos miedo? ¿Por qué se oxidan las frutas? ¿Cómo funciona el algoritmo de Facebook? ¿Para qué sirven la impresión 3D y los inventarios de glaciares?  Preguntas como éstas tienen lugar y, sobre todo, respuestas en La Liga de la Ciencia. Este ciclo televisivo nació a comienzos del año pasado con el objetivo de librar una batalla por la difusión del conocimiento hacia los sectores más jóvenes de la sociedad. Los conductores son María Eugenia López y Andrés Rieznik, una bióloga y un físico, ambos científicos en actividad. A diferencia del ya viejo estereotipo de los nerds como seres introvertidos con lentes gruesos y tiradores en el caso de los hombres, esta dupla se caracteriza por un estilo juvenil, carismático sin dejar de reivindicar lo divertido de ser ñoños en el siglo 21.

La Argentina cuenta con una larga tradición en el desarrollo científico tecnológico que la ubica en el grupo de líderes de ese campo en la región latinoamericana. Los investigadores locales son reconocidos internacionalmente en áreas como la medicina forense, la arqueología y paleontología, las ciencias agrarias, las enfermedades endémicas, cardiología, entre otras especialidades que les han valido la obtención de tres premios Nobel de Medicina y Química, y cientos de galardones de similar categoría.

A través de un formato original y entretenido, López y Rieznik asumieron el desafío de llevar al público millennial parte de esa trayectoria de la ciencia argentina y, además, presentar, debatir e indagar sobre los avances y desafíos en las disciplinas exactas y sociales a nivel global. Para ello, a lo largo de una hora presentan clases magistrales con invitados, informes, microdocumentales, entrevistas, trivias y otro tipo de juegos ingeniosos, que en ocasiones se trasladan a sus cuentas oficiales en redes sociales. La Liga de la Ciencia se completa con la participación de columnistas científicos y divulgadores como el físico Fernando Lombardo, el periodista científico especializado en astronomía Mariano Ribas, la periodista experta en tecnologías y redes Natalia Zuazo, el neurocientífico Pedro Bekinschtein, el historiador Sergio Wischñevsky y el geólogo Pablo Pazos.

La diversidad del equipo se refleja en el amplio espectro temático que se aborda en cada programa. Lo más atractivo es que se trata de un formato alejado de las miradas documentalistas o catedráticas, probablemente más seductoras para un target más adulto. Asimismo, como señaló la conductora en una entrevista con ANDigital previa al lanzamiento del ciclo, “la idea es mostrar a la ciencia con las personas que se apasionan por ella, adherir a esto de que haya más gente joven que haga ciencia y se muestre en los medios, alguien con quien puedas identificarte; sea porque te interese alguna carrera científica, o disfrutar, como se puede sin ser músico disfrutar de un recital”.

Por otro lado, en la propuesta de La Liga… se destacan los colores vivos, un aspecto moderno con un set y un vestuario sin guardapolvos y a tono con la inspiración en la estética del cómic de superhéroes en el nombre del ciclo e, incluso, un tema de apertura muy pegajoso en clave de rap. Esta forma atípica de comunicar la ciencia los convirtió en merecedores de una nominación a Mejor Programa de Cultura en los Premios Tato 2017 y otra a Mejor Programa Científico en los Premios FundaTV de este año. Además de estos reconocimientos, su labor también es apreciada en claustros académicos y por instituciones como el Conicet y el Centro Cultural de la Ciencia, perteneciente a la ahora Secretaría de Ciencia y Tecnología (con rango de ministerio hasta hace algunos meses).

Detrás de la realización está  El Oso Producciones, que también desarrolló el recordado ciclo Científicos Industria Argentina (2003-2017, TVP) bajo la conducción del matemático Adrián Paenza. De acuerdo con Claudio Martínez, director de la productora, en cierto sentido La Liga… es tributaria de lo que fue el programa de Paenza. “Tienen en común que ambos defienden los mismos valores: la educación pública, la producción de conocimiento científico nacional para el desarrollo, el trabajo de los científicos y de los tecnólogos”, dice.

Más allá de retomar el legado de Científicos…, esta nueva propuesta representa una renovación generacional para el canal y la incorporación de un formato disruptivo. Todo a cargo de un grupo de héroes sin capa cuyas destrezas no son sobrenaturales pero sí las adecuadas a la hora de explorar fenómenos de éste y otros mundos.