#Conectividad

Una escuela rural de Córdoba se destaca en robótica

 

El establecimiento ha tenido reconocimientos por sus experiencias educativas de transformación digital. Para el docente Luciano Smut, "la conectividad es esencial para este tipo de proyectos”.

 

 

Resulta sencillo componer una imagen de contrastes entre un paisaje rural del este cordobés y un aula donde el acceso a la conectividad permite que los niños y las niñas accedan al mundo virtual. Eso sucede en muchas de las escuelas rurales cercanas a la ciudad de Morteros que tienen internet de calidad y gratuita, provista por la cooperativa de servicios públicos de esta localidad.

La escuela rural “Elsa Molina de Codo”, ubicada en Colonia San Pedro - a 20 km de Morteros y 100 de la ciudad de San Francisco - , se destaca por los trabajos que realizan sus alumnas y alumnos en robótica. Luciano Smut, facilitador pedagógico de Primaria Digital, nos cuenta que en 2019 la primaria de esta escuela fue seleccionada para compartir su experiencia en robótica en el evento PracTIC y este año, fueron los pequeños del jardín  "María Guazzarotti de Cerri" quienes participarán virtualmente de Edutech. "La conectividad es esencial para este tipo de proyectos”, señala el docente al poner en contexto su trabajo enfocado en la programación en un ambiente rural. 

La mayoría de los estudiantes del nivel inicial y primaria provienen de familias que trabajan en establecimientos rurales dedicados a la producción tambera o agrícola ganadera. En total, concurren al establecimiento 68 alumnas y alumnos.

“Para la Colonia es una gran alegría y también puede resultar curiosos que una escuela rural se destaque en robótica. Esto se debe, en gran parte, a la posibilidad que tenemos los docentes de contar con Internet".

Todas las escuelas rurales de la zona productiva de Morteros tienen actualmente el servicio de internet por fibra provisto gratuitamente por la Cooperativa de Morteros. “En estos lugares hoy la fibra óptica llegó antes que el asfalto. A veces nos cuesta llegar al campo por los caminos rurales, pero sabemos que en aula entramos en otra dimensión”, agregó Smut.