#Exportación

Senasa habilitó el primer laboratorio apícola cooperativo del país

 

 

 

El mismo pertenece a la Cooperativa de Trabajo Apícola Pampero (CAP), ubicado a 19 km de la ciudad de Bahía Blanca.

 

La habilitación permitirá que la cooperativa pueda escalar la producción y exportación de un producto orgánico que contribuye al control de la varroa, un ácaro que ataca a las abejas, que vienen desarrollando a pequeña escala desde 2015.

Aluen CAP, el nombre comercial de este producto novedoso que vienen investigando desde hace 5 años, se podrá proyectar hacia mercados internacionales, explican desde la cooperativa.

“Podemos dar un ejemplo para el tratamiento de las colmenas con una conciencia medioambiental, a partir de un producto orgánico que contribuye para que los alimentos no tengan residuos que afecten la salud”, señala Camila Buscaglia, secretaria y coordinadora de calidad de la cooperativa.

La cooperativa posee una planta en Calderón, a 19 km de la ciudad de Bahía Blanca, donde se encuentra el laboratorio recientemente habilitado. Allì trabajan cerca de 20 asociados.

 

 

La CAP tiene también asociados en la localidad bonaerense de Felipe Solá, donde funciona una sala de extracción de miel y una fraccionadora. “Es otro servicio que se brinda para los productores”, afirmó Buscaglia.

El promedio de edad de los asociados, en Calderón, es de 30 años y la formación es muy diversa: hay ingenieros agrónomos, técnico especializados en medioambiente y diseñadores gráficos.

 “Hoy tenemos una demanda muy importante y estamos con cierto retraso en la producción”, aclaró Buscaglia en declaraciones a La Nueva

 

Fuente: La Nueva