#Córdoba

La cooperativa Proyecto Hormiga transforma basura en recursos

 

Desde Unquillo, los integrantes de la cooperativa lanzaron una campaña de financiamiento colectivo para comprar una pala que les permita escalar la capacidad de procesamiento y responder a las demandas.

 

 

Proyecto Hormiga es una cooperativa de trabajo que nació en la localidad de Unquillo. Cuenta Sebastián García, “el Seba” como todos lo conocen, que lo que motivó el inicio del proyecto fueron unas máquinas chipeadoras que estaban en desuso en el basural local y una creciente montaña de residuos de poda acumulados que, entre otras cosas, eran la causa de incendios y atraían alimañas.  Así nación Proyecto Hormiga, de la mano de Sebastián y de un grupo de vecinos con intereses en común y provenientes de diversas disciplinas.

En febrero de 2019 firmaron un convenio con la Municipalidad de Unquillo para realizar la investigación y fomento del proyecto para gestionar los residuos de poda y convertirlos en recursos. Mientras tanto, en paralelo, fueron gestando una forma de organización que los llevó a integrarse en una cooperativa de trabajo. Hace unos meses obtuvieron la matrícula del Inaes.

La cooperativa tiene su centro de operaciones en el basural de Unquillo donde,  a partir del trabajo concreto, lograron reducir una montaña de poda acumulada durante tres años a un tiempo de permanencia de dos meses. Diariamente ingresan a la planta entre 12 y 15 camiones con poda recogida en las calles de la ciudad, que pasan por la chipeadora para ayudar en el proceso natural de compostaje. “De no ser por este trabajo, la poda tardaría un año en descomponerse”, explica Sebastián.

Luego de investigar y hacer pruebas, lograron transformar la poda que recoge el municipio en productos que comercializan para sostener el proyecto.  Pero, lo central, es el aporte al ambiente ya que lo que se consideraba basura, hoy es un recurso económico, social y ambiental. Proyecto Hormiga es también una fuente de trabajo genuino y digno para muchas personas.

Entre los productos que se hacen a partir del chipeo de la poda están chip orgánico que sirve para proteger el suelo y mantener la humedad, bocashi ( abono enriquecido) y tierra fértil.

 

 

Una pala para escalar el proyecto

Actualmente se procesan en la planta 750 toneladas mensuales de residuos verdes, esto equivale al 50% de los residuos de Unquillo. Hoy la cooperativa se encuentra limitada en su capacidad de procesamiento, por la falta de una herramienta que les permitirá cumplir con la demanda.

Para poder adquirir una mini pala cargadora, valuada en 42 mil dólares, han lanzado una campaña de financiamiento colectivo a través de la plataforma Ideame , que estará vigente durante septiembre y octubre.

Te invitamos a que seas parte con tu aporte.

 

 

 

Proyecto Hormiga es una propuesta que impacta en lo social, a partir de la generación de trabajo autogestionado y el mejoramiento de las condiciones ambientales; en lo económico con la creación de fuentes de trabajo  genuinas, la distribución equitativa y la vuelta al circuito económico de recursos que antes eran desechados; y ambiental ya que reduce los volúmenes de residuos verdes y orgánicos evitando contaminación,  colabora con la regeneración de suelos con sus productos que también son una alternativa a la extracción del mantillo del monte nativo (chips)