#Reciclado

Río Ceballos: la cooperativa de agua suma el servicio de recolección de poda

 

Con esta actividad asociada al cuidado del ambiente, la entidad busca darle valor a un producto que hoy se descarta en la localidad.

 

 

El servicio de recolección de poda que pondrá en marcha la Cooperativa de Obras y Servicios de Río Ceballos, en Córdoba, tiene como objetivo final el armado de briquetas para calefacción.

Para desarrollar el proyecto que busca agregar valor a los restos de poda, la cooperativa ya cuenta con una máquina chipeadora y con todos los elementos necesarios para la transformación que permitirá reutilizar las ramas y los troncos que se desechan en los domicilios.

“Siempre la cooperativa ha trabajado en el cuidado del ambiente porque entendemos que va ligado también a la calidad y cantidad del agua”, señaló Víctor Hugo Tavella, presidente del consejo de administración de la cooperativa. “Entendemos que hay una necesidad de levantar la poda y darle un valor agregado a ello”, agregó.

En una segunda etapa, los restos procesados serán la materia prima para la construcción de briquetas para calefacción que serán comercializadas por la misma cooperativa a un precio accesible para nuestros vecinos. Con la venta, se busca que el proyecto se auto sustente.

Además de la incorporación del servicio, el proyecto tiene como objetivo la conformación de una cooperativa de trabajo que sumará mano de obra local.

“Lo hemos pensado como un servicio alternativo que tiene un doble objetivo: el de empezar con el tratamiento de los residuos y en esta difícil situación también dar trabajo”, explicó Tavella.

La idea de reconvertir los residuos de poda en productos que retornan y mejoran el ambiente tiene como antecedente la experiencia de Proyecto Hormiga, que trabaja en colaboración con el municipio de Unquillo, localidad que junto con Río Ceballos, Mendiolaza y Villa Allende integran el corredor de las Sierras Chicas en Córdoba.