#HistoriasdePandemia

El derecho a estar conectados

 

Conocemos más historias de estudiantes que durante esta pandemia acceden a los contenidos educativos por el compromiso y las acciones de las cooperativas.

 

En la comuna de Santa Regina, al noroeste de Buenos Aires cerca del límite tripartito de Santa Fe y Córdoba, la cooperativa de servicios públicos local da gratuitamente internet a los chicos y chicas cuyas familias no contaban con este servicio, para que puedan realizar sus tareas escolares en el marco del aislamiento.

Según Fedecoba, que cuenta esta historia en su portal web, la idea fue impulsada por algunos productores rurales de la zona que integran el grupo CREA y la entidad solidaria no dudó en sumarse.

“Siendo la educación uno de los principales intereses del movimiento cooperativo, nos sumamos a la iniciativa proporcionando los medios técnicos y parte del equipamiento necesario, con lo cual hoy se logra ofrecer conectividad a cinco hogares de la zona urbana, en los cuales viven doce alumnos”, explican desde la entidad que brinda servicios en esta comuna de tan solo 500 habitantes.

Muy cerquita de Santa Regina está Cañada Seca y hace unos días te contábamos aquí una historia similar de solidaridad y compromiso de un grupo de actores sociales de la comunidad que permitió que cerca de 40 alumnos y alumnas pueden tener internet gratuito, recibir los contenidos educativos y estar en contacto con sus maestras durante el airelamiento. 

Otras acciones similares se han dado en otros puntos del país y de la mano de las cooperativas que tienen servicios de internet en sus comunidades. Es así que el presidente de la Cooperativa Eléctrica de Justiniano Posse, Walter Gaido, nos contaba que al poco tiempo del inicio del aislamiento y de la suspensión de clases presenciales, recibieron la inquietud de un grupo de maestras que no estaban pudiendo contactarse con sus alumnos de modo virtual. Luego del relevamiento, la cooperativa evaluó alternativas para llegar con conectividad a esos hogares y resolvieron que la forma más rápida y que garantizaba una situación de mayor equidad era bonificar paquetes de datos móviles.

 

  Ver En Posse, la cooperativa eléctrica brindará internet sin cargo a los estudiantes

 

En nuestras latitudes, la pandemia ha puesto al descubierto la preexistencia de la fragilidad del sistema educativo con los sectores sociales que no disponen de conectividad por vivir en condiciones sociales, culturales y económicas de mayor vulnerabilidad. La falta de acceso a internet no sólo acentúa la brecha digital entre los conectados y los no conectados, sino que amplía las inequidades en términos de desarrollo social y económico.