#LaPampa

En Doblas, proyectan envasar y distribuir agua mineral para la región

 

La idea, que tiene varios años, es impulsada por la cooperativa Cosedo.

 

 

En estos últimos meses fue tomando cuerpo un proyecto que ya tiene varios años en carpeta: envasar y distribuir agua mineral en una radio de 150 km de la pequeña localidad de Doblas.

El pueblo de tan solo 2000 habitantes, ubicado en el centro este de La Pampa, está a unos 60 km de la frontera con la provincia de Buenos Aires. Además del beneficio de sus tierras que permiten el desarrollo de actividades agrícola-ganaderas, la región tiene una riqueza subterránea que resulta vital para la población y sus actividades, ya que no cuentan con cursos de agua en la superficie.

Doblas está precisamente parada sobre el acuífero del Valle Argentino, cuyo recurso la cooperativa local quiere envasar y distribuir como agua mineral en la zona. “Potencialmente tenemos un recurso importante”, explicó el actual presidente de la Cooperativa de Agua Potable y Otros Servicios Públicos (Cosedo), Jorge Páez, “sobre todo pensando en que una gran parte de la región costera de Buenos Aires hoy tiene problemas con el agua”.

El proyecto lleva más de 7 años recolectando estudios ambientales y económicos, ya que requiere una gran inversión, que actualmente alcanza los 20 millones de pesos en su etapa final. Pero hace unos meses comenzó a tomar forma la posibilidad de conseguir recursos nacionales para avanzar con la primera etapa que sería la edilicia, explicó Páez.

Todo sucedió rápidamente ya que el representante de la Cosedo pudo entregar al titular del Inaes, Mario Cafiero, una carpeta con el proyecto y un tiempo después desde el organismo se pusieron en contacto para analizar la posibilidad de entregarles un subsidio. Sin datos oficiales que lo confirmen, ese aporte rondaría los 3 millones de pesos.

“Ese dinero puede ser el impulso para comenzar con la obra edilicia”, señaló Páez.

 

Ver Autorizaron la planta de agua mineral de la Cooperativa de General Acha

 

Tanto el proyecto de la Cosedo en Doblas, como el de la cooperativa de General Acha, han demostrado las propiedades minerales del agua que sólo requiere la eliminación de bacterias para su envasado.

En el caso de Doblas, “haríamos ese tratamiento con ozono, como actualmente lo hacemos en la pequeña planta que tenemos  para nuestros asociados”, explicó.

La Cosedo es originariamente una cooperativa de provisión agua y tiene la concesión del servicio en la localidad. El recurso se distribuye a cada hogar mediante la red domiciliaria, pero también el asociado tiene la opción de retirar bidones en la planta cuya agua es tratada con ozono, preservando la calidad de la misma.

La cooperativa pretende escalar  este servicio local y comercializar agua envasada fuera de Doblas, pensando en generar nuevas fuentes de trabajo. La idea es armar la planta con la envasadora y tener hasta la propia fábrica de bidones.

Sólo resta esperar que pase la pandemia para activar la envasadora, precisó el presidente de la cooperativa.