Abrirnos a la basura

Cooperativas de recicladores rechazan el decreto que permite importar residuos

 

Los trabajadores de cooperativas vinculadas a la gestión de residuos señalan que la decisión es preocupante y rechazan la medida. Así lo expresaron en un mensaje conjunto difundido a través de la Conarcoop.

 

El decreto 591/2019, firmado por el presidente Mauricio Macri, que habilita la importación de basura ha despertado la crítica de las organizaciones ambientalistas y también de otros espacios sociales que ven con preocupación esta medida.

Desde la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (Conarcoop) manifiestan su inquietud ante la medida y advierten que “el problema social y ambiental que eso puede generar es gravísimo”, ante la falta de controles y políticas públicas que permitan el desarrollo de la gestión de residuos. 

“Nosotros estamos diciendo que la implementación de este decreto abre una puerta con doble impacto: uno es el ambiental, que afecta a toda la población nacional, ya que ante la flexibilización de las medidas de restricción de ingreso de residuos puede entrar cualquier cosa”, señala Ramiro Martínez, presidente de Conarcoop y miembro de la Cooperativa de Reciclado Creando Conciencia. “Por otro lado, con respecto a la población cartonera y las cooperativas de recicladores, esto tiene un impacto económico negativo” porque se desconoce la realidad que atraviesan “más de 150.000 cartoneros que trabajan en las calles, sin acompañamiento del Estado Nacional, para poder solventarse económicamente”.

En el país “hay muy pocas políticas públicas que aborden las problemáticas sobre la gestión de residuos. Aún hay muchas cosas por resolver y regular, y nos parece un despropósito que, con todo ese trabajo por delante, se traigan residuos de otras naciones que incluso pueden venir mezclados con otros que acá no podemos tratar, como por ejemplo las pilas. Estamos ante un problema muy importante y por eso expresamos nuestra extrema preocupación por la seguridad ambiental de nuestro país, así como también por la exclusión de los sectores más vulnerables”, agrega el dirigente y advierte que en estos días se han viralizado muchas fake news que muestran que está ingresando basura al país y “eso no es cierto”.

 

El rol de los recuperadores

Los recicladores tienen un saber calificado ya que “no cualquiera abre una bolsa e identifica cinco tipos de plástico o de papel”, explica Ramiro Martínez en relación al trabajo que realizan desde las cooperativas. En muchos casos, es el propio Estado, a través de los Ministerios de Educación de las provincias, el que ha tomado el oficio como norma.

Hace 15 años, se cuestionaba hasta la palabra reciclado, cuentan desde las cooperativas de reciclado y destacan que se ha avanzado mucho en reconocer la función social que cumplen los cartoneros y los recicladores. “Hoy eso ya no se discute y se piensa en cómo implementarlo. Hemos avanzado, pero queda mucho también”, dice Martínez.

A nivel local y provincial se han desarrollado experiencias valiosas que pueden “impulsar una ley nacional que normalice el rol del reciclador”, agrega el presidente de la Cooperativa Creando Conciencia. “No sólo somos una economía de supervivencia, dentro del cooperativismo somos una economía alternativa de la que el mundo va a necesitar”, concluye.