Entre Rios

En Gualeguaychú se instaló la primera estación de carga de autos eléctricos

 

Es la primera en el país que instala una cooperativa. Hasta que se defina el marco regulatorio, la carga es gratis.

 

“Ya saben, pueden pasar por la cooperativa y les cargamos el auto gratis, por ahora”, dice con entusiasmo Guillermo Farabello del otro lado del teléfono. Hasta tanto se reglamente el consumo de los vehículos eléctricos, la Cooperativa de Consumo de Electricidad de Gualeguaychú no cobra por el servicio.

La estación de carga eléctrica de Gualeguaychú es la primera que instala una cooperativa de servicios públicos en el país, aunque no es la única entidad con proyectos de esta envergadura. Extraoficialmente se conoce que hay otras cooperativas que proyectan instalar estaciones de carga de vehículos eléctricos en Córdoba, por ejemplo.

En Argentina, por el momento hay surtidores eléctricos instalados en Palermo, Ciudad de Buenos Aires y otros dos en la autopista Buenos Aires-Santa Fe. Todos de iniciativa privada.

Si bien en Gualeguaychú no hay por el momento autos eléctricos, dice Farabello, la iniciativa de la cooperativa es una apuesta a futuro. “Pensando en el turismo, la Provincia tienen un proyecto para instalar cargadores para los vehículos que circulen por aquí. Esta idea es un poco para apoyar al turismo porque nosotros estamos muy cerca Uruguay y allí sí hay muchos vehículos de este tipo. También recibimos gente de Buenos Aires y lo pensamos por este lado”, explicó el presidente de la cooperativa.

El proyecto no sólo es económico sino de cuidado del medioambiente y este fue uno de los puntos que se planteó el consejo de la cooperativa al momento de la inversión, dijo su presidente. “Nuestra ciudad se identifica con la lucha contra las pasteras que se instalaron en Uruguay, contra el glifosato y demás. También apostamos al cuidado del medioambiente” con la disminución del uso de combustibles fósiles.

Frente a la reconversión de la matriz energética, las cooperativas eléctricas deben empezar a pensar en otras alternativas y “la carga de vehículos eléctricos es una opción posible para no quedar fuera del mercado”.

La estación de carga eléctrica es para dos autos en simultáneo. “Fue una inversión importante pero no es descabellada. Las cooperativas medianas y grandes lo pueden hacer”, dijo  Farabello.

Desde Gualeguaychú “queremos mostrar que las cooperativas podemos participar de un mercado que se abre a futuro, y que las cooperativas tenemos capacidad para realizarlo”.