Neuquén

La CALF se niega a aplicar aumento en la tarifa eléctrica

 

El presidente de la cooperativa eléctrica de la ciudad de Neuquén, Carlos Ciapponi, advirtió que no pueden asumir ni trasladar el nuevo incremento de la energía mayorista previsto para 2019. Advirtió que no le pagarán a Cammesa.  

 

En declaraciones públicas, el presidente de la Calf criticó los nuevos  incrementos en el costo de energía autorizados a la mayorista Cammesa, que rondaría el 55 por ciento anual, al tiempo que adelantó que no lo abonarán.

La información fue ratificada por el secretario del consejo de administración de la Calf, Dario Lucca, a COLSECOR noticias. “Al día de la fecha hemos estado al día con los pagos a Cammesa, pero a partir de acá se nos haría prácticamente imposible cumplir y trasladar este aumento escalonado que prevé Cammesa al usuario”.

El planteo de la Calf será llevado el próximo jueves a la Federación de Cooperativas Eléctricas (FACE) que se reúne en Buenos Aires con la intensión de amplificar la decisión que por ahora tomó la cooperativa neuquina.

La cooperativa Calf manifestó su desacuerdo con la política energética nacional que quitó subsidios y aumentó el costo de la energía mayorista en los últimos dos años “prometiendo inversiones que no se ven”, dijo Lucca.

“El 24 y 25 de diciembre la ciudad de Neuquén sufrió un corte de energía importante que o fue culpa de la prestataria nacional. Está claro que no hay inversiones” dijo el secretario de la entidad y señaló que el año pasado la Calf invirtió 100 millones de pesos en obras de infraestructura con fondos propios y un crédito que solicitaron al Banco de Neuquén.

La Calf realizó también una presentación judicial para reducir la carga tributaria del servicio eléctrico considerado un esencial “Hacienda debe fijar una alícuota de IVA diferencial. Por ejemplo, el pan y la leche pagan 10,5% de IVA. Sin embargo, el usuario de electricidad paga un 21%, y un comercio o una pyme paga el 27%”, resaltó el presidente de la cooperativa.

Lucca también advirtió que la quita de la tarifa social en todo el país tendrá impacto negativo y debe ser un tema de discusión. En el caso de Neuquén, 13 mil usuarios dejaron de percibir un subsidio de 500 pesos a partir de enero.  

En cuanto a la realidad del sector, Ciapponi detalló que el costo de la energía históricamente representó poco más de 30% en el presupuesto de la cooperativa, y ahora está cerca del 70%; más los impuestos y tributos que se aplican en las facturas.

Con 95 mil asociados, la Calf es la cooperativa eléctrica más grande de Sudamérica. Mensualmente abona 102 millones de pesos por la energía que le compran a Cammesa y con el próximo aumento tendrían que pagar 140 millones.

Una factura de un usuario promedio, luego de los incrementos del año pasado, está entre los 1.500 y 2.500 pesos, afirmó Lucca. “Los asociados ya no pueden soportar más aumentos”.

Además, la ciudad tiene amplios electrodependientes ya que no todos los domicilios tienen acceso al gas natural. Se suman en verano las altas temperaturas donde el consumo aumenta debido al uso de equipos de aire acondicionado.