Presupuesto 2019

COLSECOR rechaza el intento de gravar con Ganancias a cooperativas y mutuales

El Poder Ejecutivo Nacional (PEN) ha incluido dentro del proyecto de Presupuesto 2019  una modificación a la Ley de Impuesto a las Ganancias con el fin de eliminar la exención sobre determinadas actividades de cooperativas y mutuales. 

Desde el sector de la Economía Social de base solidaria recordamos los reiterados intentos durante períodos de déficit presupuestario y ajuste económico motorizados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), de gravar con el Impuesto a las Ganancias los excedentes de las entidades que por naturaleza jurídica son no lucrativas. 

Pareciera una verdad revelada para todos, menos para el Gobierno, que factores de especial trascendencia distinguen de manera palmaria e incuestionable a las entidades cooperativas de otros tipos societarios, incluso desde el mismo objetivo para el cual fueron creados.

En la Ley de Cooperativas Nº 20.377, el artículo 2 establece claramente que estas son “entidades fundadas en el esfuerzo propio y la ayuda mutua para organizar y prestar servicios”. De esto deviene que se trata de empresas fundadas en la autogestión,  que no persiguen el lucro y su propósito es básicamente proveer a sus asociadas bienes y servicios a un “precio justo”.

Y aquí radica una de las diferencias principales con las sociedades comerciales que  desde el mismo momento de su constitución persiguen como objetivo principal la generación de beneficios económicos para sus socios, (que son personas diferentes de sus clientes, proveedores, y empleados), maximizando la relación entre el precio y el costo.

A partir de esta diferencia central podemos afirmar que las cooperativas, como tales,  se encuentran fuera del ámbito del impuesto a las Ganancias no así los beneficios que sus asociados obtienen por operar en conjunto que sí  se encuentran gravados por este mismo impuesto en forma individual.

En conclusión, desde COLSECOR rechazamos la propuesta del PEN de gravar con Ganancias a un sector de las cooperativas y mutuales por desconocer su esencia; así  también no estamos dispuestos a acompañar cualquier otra iniciativa de aporte adicional que pretenda negociar la no aplicación de Ganancias a cambio de un aumento en la contribución prevista en las 23.427 del 2 al 3 por ciento sobre el patrimonio imponible, incluso a entidades que operen en situación de quebranto.

Hoy el embate se da en contra de las cooperativas y mutuales de créditos y seguros pero mañana podría ampliarse al resto de las entidades del sector de la economía social. Aceptar esto es abrir la puerta a la profundización de la inequidad y la injusticia; es también la antesala de un agravamiento de la crisis actual.

 

José Néstor Lino

Presidente de COLSECOR