Cablevisión-Telecom

Aprobaron la fusión Cablevisión-Telecom

A través de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) se le dio el vito bueno a la creación de la mayor empresa de comunicaciones. Deberán desprenderse de clientes y espectro, fijó el organismo.

 

 

El Gobierno acaba de aprobar la fusión entre la operadora de cable Cablevisión  y Telecom. El aval final vino de parte de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CDNC), que preside Esteban Greco. Tras pasar por el filtro de dos organismos nacionales, Enacom en diciembre pasado y ahora por la CNDC, la fusión da origen a la mayor empresa de comunicaciones del país que concentrará la transmisión de contenidos audiovisuales,  de datos, telefonía móvil y fija.

Según la propia CNDC, la nueva empresa tendrá obligaciones de desinversión para evitar mayor concentración.   El dictamen de la CNDC tiene cerca de 200 páginas y establece limitaciones a la operación de fusión que "garanticen el cuidado de los derechos del consumidor y que, en línea con las tendencias internacionales, promuevan las inversiones y el desarrollo tecnológico del sector. En definitiva, impone obligaciones y realiza recomendaciones en cuatro planos: desinversión, ofertas comerciales, disponibilidad de la red y espectro", según un comunicado difundido por el Ministerio de Producción, a cargo de Dante Sica. Ver resolución.

El docente e investigador Martín Becerra señaló en diálogo con Radio con Vos que “la fusión, que tiene a Clarín como el mayor accionista, va a comenzar a ofrecer paquetes integrados de cuádruple play, algo que ya venía haciendo de algún modo”.

Para Becerra,  “a mediano plazo la concentración no es beneficiosa para el usuario final porque al haber muy pocos operadores los mercados tienden a la cartelización. Para proteger al usuario del sector de las comunicaciones, la intervención debería ser menos solidaria con la concentración. No es la noticia que nos dio hoy la CNDC”, dijo el especialista.