Ley corta

Este miércoles podría haber dictamen para la ley de comunicaciones

 

El proyecto enviado por el Ejecutivo al Congreso tendría cambios sustanciales, como la postergación del ingreso de las telefónicas a la TV satelital.

 

Finalmente, el miércoles 27 el proyecto de ley de Fomento de Despliegue de Infraestructura y Competencia TICs podría tener dictamen favorable en la comisión del Senado que lo trató en los últimos dos meses. El oficialismo, con Federico Pinedo, y el peronismo, que encabeza Miguel Ángel Pichetto, habrían acordado el texto para habilitar el debate en la Cámara de Senadores.

Según el investigador Martín Becerra, el proyecto tendría, en principio, “grandes modificaciones porque de darle la venia a las telefónicas para que brinden televisión satelital casi sin reparos, se pasa a un esquema de etapas y escalas contemplando las asimetrías geográficas”.

El esquema que se aprobaría este miércoles contempla tres etapas de ingreso de las telefónicas a la TV. La primera para las ciudades de Buenos Aires (incluyendo el Conurbano bonaerense) Córdoba y Rosario; después vendrían las ciudades de hasta 100 mil habitantes y, por último, en 2022, las que están por debajo de esta franja.

Recordemos que el proyecto original  establecía como fecha de despliegue de las telefónicas el 1º de enero de 2019.

Para Becerra, este plazo le da tiempo a las localidades medianas y pequeñas, donde mayormente dan servicio pymes y cooperativas, a que hagan “una mayor renovación de sus infraestructuras  de tal modo que puedan competir de igual a igual con los grandes actores del sector de las telecomunicaciones que se han visto beneficiado en los últimos 30 años recibiendo permisos para explotar recursos públicos”. 

Otro de los puntos que habría frenado la firma acordada del dictamen semanas atrás, fue el destino del uso  de las frecuencias de Arsat para la telefonía móvil que fijaba el texto original del Ejecutivo. Según Becerra, a diferencia de aquel planteo “estas bandas serían asignadas prioritariamente para actores locales y regionales,  para que se conviertan en operadores móviles de red y ya no sólo operadores virtuales  (OMV), tal era el  rol que les asignaba la política pública”. Esta modificación permitiría que cooperativas y pymes puedan aspirar legítimamente a dar telefonía móvil de red.

“Seguir insistiendo en que la sesión de los recursos públicos para dar servicios de comunicaciones,  como es el espectro radioeléctrico, solamente beneficia a tres o cuatro actores en un mercado virtualmente cartelizado, desde luego que perjudica al usuario porque las tarifas son altas y los servicios son malos”, sostiene el especialista dando por tierra con los argumentos que indican que estos cambios en la ley corta “afectan al usuario final”.

De todos modos, no hay que perder de vista que el dictamen que podría firmarse mañana “sigue siendo un parche”, a pesar de las mejoras que se le introdujeron, advierte Becerra. “El Gobierno carece de un proyecto integral en comunicaciones convergentes, a pesar de los compromisos que fue anunciando periódicamente desde que asumió en diciembre de 2015.

Los cambios en el texto del dictamen que después se elevará al Senado “han sido fruto de la labor legislativa de los Senadores que no tienen la obligación de defender el proyecto del Ejecutivo y de la actitud de convencimiento  de los diversos actores de la sociedad civil que pasaron por la Comisión, destacó el docente e investigador Martín Becerra.

 

VER http://colsecornoticias.com.ar/index.php/noticias/8188-mapa-de-actores-sobre-el-proyecto-de-ley-corta