Economía

Stiglitz: Si un país quiere crecer, debe apostar por la economía social

 

En su visita a Costa Rica, el Nobel de Economía Joseph Stiglitz participó en la conferencia internacional “Las cooperativas y la economía social: Claves para el equilibrio económico”.

 

 

Si un país quiere progresar de forma sostenida, debe desechar la idea de enfocarse únicamente en el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB).

La economía va más allá de eso, se trata de cómo esos recursos llegan a la población para atender la desigualdad, principalmente, y esto beneficiará la expectativa de vida, el empleo y en general, la calidad de vida de los ciudadanos, afirmó Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2001.

En su visita a Costa Rica, Stiglitz participó en la conferencia internacional “Las cooperativas y la economía social: Claves para el equilibrio económico”. Luego mantuvo un encuentro con la prensa en el que discutió sus principales anotaciones sobre el comportamiento económico de aquel país.

 

Productividad y desarrollo

La productividad continúa al alza en varios países del mundo, incluido Estados Unidos (principal socio comercial de Costa Rica), y eso es visto con buenos ojos pero el problema es quién se beneficia de esa mayor productividad.

El mito de que si se apostaba por el desarrollo social, se debía sacrificar el crecimiento económico quedó atrás.

"Las sociedades que tienen mayor igualdad, crecen más rápido", afirmó Stiglitz.

Entonces, si un país quiere tener un crecimiento sostenido debe pensar en alternativas que incluyen acciones para reducir la brecha de género y de salarios entre la población.

En el caso estadounidense, los salarios del punto bajo de la pirámide están en el mismo nivel en el que estaban hace 60 años.

Esto ocurre porque, por ejemplo, existe una desconexión entre la productividad de la fuerza laboral y el dinero que se paga al trabajador por cada hora.

La desigualdad y el poco enfoque social han llevado a indicadores no deseados para la economía norteamericana, defiende Stiglitz.

En Estados Unidos, inclusive, la expectativa de vida está declinando. Por esto y muchas otras razones “el gran sueño americano” es cada vez más un mito.

 

Cooperativismo

"Cuando las personas trabajan juntas, se pueden mitigar algunas debilidades del mercado, afirmó Stiglitz. “Las cooperativas hacen que los individuos cooperen más, mientras que el mercado lo hace más egoísta".

Hay evidencia suficiente, en los estudios ejecutados por el Nobel de Economía, para demostrar que el cooperativismo es una opción viable para impactar positivamente el crecimiento económico y el ecosistema social.

El mensaje de “las personas primero” que impulsan las cooperativas cala profundo en la población, explicó Stiglitz.

 

 

Por María Fernanda Cisneros.  

https://www.elfinancierocr.com/