Corrientes

Virasoro: el jueves vence el plazo del traspaso de los servicios de la cooperativa a la Provincia

 

En un intento desesperado, la dirigencia de la Cooperativa de Servicios Públicos de Gobernador Virasoro busca elevar su reclamo y da pelea por el futuro de la entidad.

 

El primer día de febrero del año es el plazo que instituyó el gobierno de Corrientes para quedarse con parte de la concesión del servicio eléctrico que presta la cooperativa de Virasoro en el sector industrial.

El gerente de la entidad, Gonzalo Cabral, manifestó su preocupación y detalló el fracaso de las gestiones para que esto no se concrete. “Será una situación muy tensa si sucede”. En el fondo, Cabral alberga la esperanza que el caso se conozca en el país y no se produzca la situación que marcará la desaparición de la cooperativa que tiene más de 60 años prestando servicios.

En diciembre pasado, el decreto 3523/16 firmado por el ex gobernador Horacio Colombi cumplió un año. Mediante esta medida se determina el cese de la prestación del servicio de distribución de energía eléctrica de la cooperativa y el traspasa a la Dirección Provincial de Energía de Corrientes. La medida tiene plazo de ejecución el 1 de febrero de 2018.

Si bien desde la cooperativa tenían expectativas con la asunción del nuevo Gobernador, el radical Gustavo Valdés (Cambiemos), de abrir el diálogo, nada de esto ha sucedido hasta el momento, dice Cabral.

En este tiempo, “la única propuesta que tenemos es la aceptación del traspaso, lo que entendemos como una imposición, no una propuesta”, agrega el gerente de la entidad.

La cooperativa de Virasoro posee la propiedad del 85% de las líneas instaladas en el área de concesión. El otro 15% le pertenece al Estado provincial. En el año 2000, para subsanar este problema, se traspasó ese porcentaje del tendido a la cooperativa  por un plazo de uso que venció el año pasado. “Con la excusa del fin del acuerdo, la provincia emite este decreto que nos quita toda la concesión”, sostiene Cabral.

En Virasoro, es el Municipio es el poder concedente de los servicios públicos, por lo tanto, desde la cooperativa sostienen que el decreto estaría pasando por alto la facultad municipal.  

Entre las explicaciones que dan desde la cooperativa dicen que en el año 2000, el servicio eléctrico en  la región era deficitario ya que había sólo 700 usuarios y ninguna industria. 17 años después, esta zona tiene un desarrollo productivo con más de 3.000 usuarios y casi 70 industrias. “La ecuación económica ha cambiado. Entonces, lo que ahora pretende el gobierno es traspasar la zona productiva y dejarnos a nosotros las marginales, los usuarios rurales”, explica Cabral.

 

La Cooperativa de Servicios Públicos de Gobernador Virasoro lleva energía al área concesionada que incluye 3.000 de líneas eléctricas tendidas y mantenidas con recursos propios, que llegan a las localidades de Ituzaingo, San Carlos, Liebig, Garruchos, Garabí, Santo Tomé y Paraje San Justo.

La entidad cuenta con 11.000 asociados/usuarios y genera 84 puestos de trabajo directos.

 

Apoyos

La Federación Argentina de Cooperativa de Electricidad (Face) emitió este lunes 29 un comunicado donde expresa su repudio a la medida del gobierno provincial y pone en duda la legalidad del  decreto firmado por el ex Gobernador Colombi en 2016.