Comunicaciones

Telecom-Cablevisión: Fusión en marcha

 

Finalmente y como se anunció, el jueves 21 el ENACOM aprobó por unanimidad la operación entre Cablevisión y Telecom Argentina. El caso pasó ahora a Defensa de la Competencia que tiene 45 días para emitir su dictamen.

 

 

 

La fusión entre Cablevisión y Telecom recibió el visto bueno del directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), el organismo encargado de controlar y administrar las regulaciones del sector de las comunicaciones. Por unanimidad se aprobó la conformación de la mayor empresa de telecomunicaciones de América Latina. Según estimaciones del mercado, la empresa alcanzaría un valor de alrededor de US$ 11.000 millones. Ver Resolución

Los especialistas en el tema que analizan la decisión del regulador, dan por descontadas algunas condiciones que tendrá que cumplir la megaempresa. Enrique Carrier señala que “la fusión en sí no era conflictiva a no ser por dos elementos: el excedente en la acumulación de espectro de ambas compañías (por encima del límite establecido o cap) y la concentración en banda ancha en algunas zonas geográficas del país donde no quedaría competiendo una tercera red alternativa”.

Por su parte, Martín Becerra, explica en un artículo publicado ayer en Letra P que ante el mayor conglomerado comunicacional en la región resultante de la fusión “Las únicas observaciones por parte del Enacom radican en el impacto en el mercado y no en los derechos ciudadanos afectados por la concentración excesiva de las comunicaciones”.

“Cablevisión/Telecom concentrará a nivel nacional el 42% de la telefonía fija, el 34% de la telefonía móvil, el 56% de las conexiones a Internet por banda ancha fija, el 35% de conectividad móvil y el 40% de tv paga”, señala Becerra.

Por ahora, la operación tiene el aval del Enacom y resta que se expida la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. El organismo que encabeza Esteban Greco, dentro de la Secretaría de Comercio y dependiente del Ministerio de la Producción, tendrá 45 días para su dictamen. Para muchos, esto será solamente un trámite aunque algunos toman el antecedente de Prisma, “empresa que es propiedad de Visa y de 14 bancos importantes de Argentina, a quienes se les exigió desinvertir por tener posición dominante”, dice Enrique Carrier.

Antes de la fusión, un 60% de Cablevisión estaba en manos de Cablevisión Holding, firma perteneciente a los hijos de Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magnetto, José Aranda y Lucio Rafael Pagliaro (son los mismos accionistas mayoritarios de Clarín, pero la compañía se escindió del Grupo), mientras que el 40% restante estaba en posesión de Fintech, un fondo de inversión controlado por el mexicano David Martínez que, a su vez, controla más del 40% de Telecom.

La fusión de ambas empresas se materializó a través de una ampliación de capital de Telecom Argentina, que se entregó a los accionistas de Cablevisión. De esta manera, la primera de las empresas absorbió a la segunda, en una operación que se concretó tras la aprobación de la asamblea de accionistas de Telecom Argentina.

El mes pasado el histórico CEO de Cablevisión, Carlos Moltini, asumió al frente de Telecom Argentina.