Empresa Recuperada

Macri vetó la expropiación del Hotel Bauen

 El presidente frenó la decisión que tomó el Senado el pasado 30 de noviembre cuando la convirtió en ley. También anuló otras dos leyes aprobadas por el Congreso.

 

 

El mandatario vetó la ley de expropiación del edificio donde funciona el hotel Bauen, convertido en cooperativa de trabajo desde la crisis de 2001, antes de viajar a Villa La Angostura.

El Senado había convertido en ley la expropiación el pasado 30 de noviembre, casi un año después de que la Cámara de Diputados le diese media sanción. Los trabajadores lanzaron una importante campaña pública para conseguir apoyo para la aprobación.

Las alocuciones de los senadores del PRO  el día de la votación, dieron tal vez un indicio de lo que se avecinaba.  Federico Pinedo sostuvo sobre tablas: "No podemos votar esto porque el valor del inmueble es enorme y los beneficiarios son poquísimos".

En tanto, la senadora Laura Machado, también del PRO, expresó: "Van a pagar todas las provincias la expropiación de un hotel en Callao y Corrientes y no podemos opinar al respecto". "No tenemos certezas de cuál es la deuda ni de quién es el titular del inmueble", dijo el senador radical Luis Naidenoff.

La cooperativa de Bauen, ubicado en Callao y Corrientes, significó la recuperación de los puestos de trabajo de más de 130 familias, tras el abandono patronal. En manos de sus trabajadores, se convirtió en estos 15 años en un ícono de la vida cultural de la Ciudad y en un ejemplo para el movimiento social de empresas recuperadas.

Este veto se suma a otros tres que el presidente Macri dejó firmados antes de salir de vacaciones, como la nueva ley de trombofilia aprobada por el Congreso el 23 de noviembre de este año y la normativa para restablecer el salario mínimo y profesional.

El Congreso podrá rever el veto recién en marzo de 2017, cuando se reinicie el período de sesiones ordinarias. En tanto, los trabajadores del Bauen seguirán luchando para que se les reconozcan sus derechos. Este jueves a las 19 convocan a un brindis de Fin de Año en la sede del hotel, en Callao 350 de la Ciudad de Buenos Aires, en el que darán inicio a una campaña contra el desalojo.