Buenos Aires

"Tener un laboratorio propio nos permitirá exportar a todo el mundo"

 

 

La Cooperativa de Trabajo Apícola Pampero de Bahía Blanca, que descubrió una fórmula orgánica de impacto mundial por su eficacia para combatir la principal plaga de la apicultura, podrá tener su propio laboratorio con apoyo del Inaes.

 


En el 2012 un grupo interdisciplinario dedicado a la apicultura descubrió la formula orgánica con más del 95 por ciento de eficacia para combatir la varroasis, principal plaga a nivel mundial que afecta a la producción de miel, desde entonces laboratorios multinacionales quisieron comprarles la patente de la fórmula para comercializarla, pero ellos decidieron unánimemente constituirse en cooperativa para beneficiar al productor.

En la actualidad, además de abastecer al mercado interno, están exportando a Chile y Uruguay, pero tienen una gran demanda de varios países, sobre todo de los principales productores de miel nucleados en Nueva Zelanda, Europa y Estados Unidos. Las condiciones de producción de la cooperativa no le permiten satisfacer la demanda, principalmente porque que alquila un laboratorio en otra localidad, lo cual le insume mayor costo y menor tiempo de producción.

Con la construcción de su propio laboratorio van a poder ampliar la producción y los parámetros de calidad, logrando una mayor llegada al mercado europeo, neozelandés y estadounidense. “Actualmente estamos al límite de nuestra capacidad productiva, la construcción del laboratorio va a generar grandes avances, mejorando calidad, costos y la posibilidad de generar más puestos de trabajo”, destacó Elian Tourn, presidente de la entidad.

Formada en 2012 por un grupo de trabajo interdisciplinario de diversos profesionales, ingenieros, bioquímicos, veterinarios, técnicos apícolas, diseñadores gráficos, licenciados en turismo e historia, la cooperativa tiene como objetivo la autosustentabilidad de la apicultura, posibilitándole a los productores (270 a lo largo de todo el país) mejorar la producción y la comercialización.

La Cooperativa de Trabajo Apícola Pampero (CAP) produce miel y polen de forma tradicional. Utilizan en sus colmenas únicamente productos de origen orgánico en las colonias de abejas, garantizando miel y polen libres de residuos sintéticos y de antibióticos.

 

Fuente: Inaes