Emergencia hídrica en Carlos Paz

La normativa contó con el aval de todos los integrantes del cuerpo legislativo, que de esta forma se sumaron a una disposición similar adoptada por la Cooperativa de Agua hace ya más de un mes.

El Concejo Deliberante local aprobó ayer una ordenanza a partir de la cual se declara la emergencia hídrica y se prohíbe a los vecinos de la ciudad el riego de jardines, el baldeo de las veredas o patios y cualquier uso de agua en general que no sea de extrema necesidad humana.  Como era previsible la ordenanza establece severas penas para los infractores que sean descubiertos «in fraganti» por los inspectores del municipio y por los empleados de la entidad cooperativista. Además de multas se determinan cortes de agua de 48 horas para quienes abusen del uso del agua. Si se trata de reincidentes, la pena se ampliará a 72 horas de corte, con la obligación de abonar el derecho de reconexión establecido en treinta pesos. Con esta ordenanza los ediles serranos buscan concientizar a la población para que reduzca los elevados registros de consumo per cápita que superan los 500 litros por persona y por día, pese a la gran sequía que ha reducido a la mínima expresión al río San Antonio, fuente de agua potable a la altura de Cuesta Blanca para quienes viven en esta ciudad.