La Internet tiene su talón de Aquiles

Aunque la compleja estructura de la Internet asegura que los errores o los fracasos sean muy escasos, la red depende de una serie de grandes nódulos, o núcleos. Como ocurría con Aquiles, es muy difícil matar a la Internet, pero si alguien sabe algo sobre el sistema, podría hacerlo...

Fuenete: Mercado

Aunque la compleja estructura de la Internet asegura que los errores o los fracasos sean muy escasos, la red depende de una serie de grandes nódulos, o núcleos, a través de los cuales viaja el tráfico de Internet.

Esto quiere decir que un ataque malintencionado a uno de esos nódulos podría dañar seriamente, o incluso destruir, la función de la Internet, según los investigadores de la Notre Dame University en Indiana (USA).

Los investigadores comparan la estructura de la Internet con la red aérea en Estados Unidos. La mayoría de los aeropuertos son pequeños pero todos están conectados a aeropuertos grandes como Atlanta y Nueva York. Los aeropuertos más grandes son cruciales para el funcionamiento de la red como un todo.

De manera similar, si uno o más de los pequeños nódulos de Internet dejan de funcionar, el sistema no está comprometido seriamente. En realidad, aproximadamente 3 por ciento de los nódulos suele estar caído en un momento cualquiera, pero el sistema de Internet tolera esto y los usuarios no se ven afectados. La Internet sólo sufriría seriamente si un nódulo principal fuera atacado y se cayera.

El físico estructural Albert-Lazlo Varabais dijo en una entrevista que esta debilidad es el talón de Aquiles de la Internet. "Como ocurría con Aquiles, es muy difícil matar a la Internet, pero si alguien sabe algo sobre el sistema, entonces podría hacerlo."

 Recorte de Mercado, octubre de 2003.