Educar para cooperar

El Instituto Técnico "Ing. Noel J. Etchegoyen" se convirtió en la Cooperativa de Trabajo "3 de Junio" en 1977 como una necesidad de preservar el establecimiento como fuente de trabajo.

Sin embargo, rápidamente se tomó conciencia de los beneficios de educar con un perfil cooperativo. En la década del ochenta esta institución incorporó el título de maestro mayor de obras que brindaba la posibilidad de tener un trabajo independiente y autónomo. Un obstáculo para la escuela fue la pérdida del título con la reforma educativa llevada a cabo en la provincia en la década del noventa. Finalmente en 1999 se recupera la especialidad y el título de Maestro mayor de obra. Actualmente existen dos escuelas en la provincia de Córdoba con esta especialidad ambas están en permanente contacto y colaboran para la formación de redes de escuelas cooperativas. Según Carlos Hurtado, titular de la Cooperativa "pretendemos dar una respuesta pedagógica para construir un nuevo modelo de sociedad, no tenemos que prepararnos para competir, sino para colaborar".  Lo novedoso del sistema es la implementación de estrategias pedagógicas que promueven el cooperativismo y la superación del individualismo para acceder a una cultura solidaria. Las formas de aprendizaje incluyen la idea de aprender no sólo del docente, sino también de los compañeros. Esta innovación se orienta a definir progresivamente una educación de trabajadores para los trabajadores, para que decidan por si mismos e incluye la participación de los padres. Se promueve la integración de la familia al movimiento cooperativo, e incluso tiene como trabajo curricular la creación de una cooperativa.Inscripta como un proyecto político y social supera los límites formales que impone lo meramente "escolar". Hay que mencionar que dicha cooperativa es el único Instituto en el barrio de modalidad "técnica" y que su propuesta para los adultos se estructura sobre estrategias semi-presenciales.

El propósito actual que tiene el instituto es el de "oponer a las concepciones de "economía de mercado" y "pensamiento único" una experiencia que muestre la posibilidad de construir respuestas alternativas."

Por eso uno de los objetivos que promueve es el de formar a los alumnos como actores sociales comprometidos con la comunidad para que junto a su opción de proseguir estudios universitarios, se incorporen activamente a la construcción de una sociedad más justa que trascienda la opción individualista.