HORMICOOP, 30 AÑOS DE CRECIMIENTO SOSTENIDO

La fábrica que pertenece a la Cooperativa de Servicios Públicos de Luque comenzó manufacturando columnas de hormigón para líneas eléctricas. Hoy, desarrollan productos premoldeados para sustituir importaciones.

Luque es una localidad del sudeste cordobés, que está a 100 kilómetros de la capital mediterránea. En ese lugar, hace 30 años la necesidad de construir el tendido eléctrico de alta tensión que llevara energía a Villa del Rosario, distante a 20 kilómetros, dio origen a esta fábrica que el 31 de octubre festejó tres décadas.

“Por aquellos años los análisis indicaban que los costos de la obra y de la compra de columnas se verían incididos por el precio alto de los materiales, más el costo de los fletes. Esto hizo que la cooperativa analizara la posibilidad de generar las columnas en la localidad” en el parque industrial de Luque, cuentó a COLSECOR noticias Esteban Castellano, actual responsable comercial de Hormicoop.

Por entonces, la incipiente fábrica era un galpón de 700 m2,  pero esto alcanzó para autoabastecer la obra que inicialmente se habían propuesto. “Al cabo de terminar con el tendido se empezó a pensar en suplantar los postes  de madera de la cooperativa,  tanto en la parte urbana como rural  y así darle continuidad al personal contratado”.

A medida que pasó el tiempo, los dirigentes cooperativos se encontraron con la demanda regional que también requería de las columnas. “Entonces, la empresa empezó a abrir sus horizontes  a nuevos clientes y desde ahí en adelante venimos en crecimiento con los altibajos que tiene nuestra Argentina, con mucho esfuerzo, tratando de crecer no sólo en tamaño sino en conceptos de calidad.”, explica Castellano.

 

Hormicoop en la década del 80

 

Bajo esa premisa, Hormicoop fue creciendo a lo largo de los años y con el compromiso social de aportar mano de obra local. “De las 7 personas empleadas en los primeros años hoy estemos en alrededor de 67 que dependen directamente de Hormicoop, la unidad de productos de la cooperativa de Luque”.

Superando la instancia regional, en 2005 se animaron a más y abrieron una empresa de hormigón premoldeado  en El Colorado, Formosa. Castellano cuenta que esta experiencia también fue el resultado de la demanda y estuvo motorizada por la incidencia del costo de los fletes que resultaba de llevar columnas que no se fabricaban en la zona.  “La cooperativa y el consejo de administración de ese momento resolvieron que era posible y así se instaló la planta con 27 personas  con la cual se desarrolló una línea de alta tensión entre  San Martín-Pirané”.

Esa fábrica estuvo en funcionamiento a cargo de las cooperativas hasta el año 2010, hasta su venta. 

 

 

Sustitución de importaciones

Como todo proyecto consolidado, “la perspectiva era poder hacer nuevos desarrollos, cumplir con las necesidades de otros clientes y ampliar nuestra línea de productos más tradicionales para líneas eléctricas que ya veníamos haciéndo”, cuenta Castellano.

En esa búsqueda, se encontraron con un requerimiento especial para una empresa local que fabrica lavarropas de una reconocida marca. “Planteada la necesidad del cliente de dejar de importar los lastres o contrapesos de los lavarropas  y tendiendo a buscar un concepto de calidad para solucionar algunos problemas que tenían  desarrollamos el producto, logramos los resultados, superamos las expectativas y hoy estamos cumpliendo dos años de esa unidad de negocios”, explica el gerente comercial de la empresa cooperativa que con este producto incursionó en un mercado por fuera del eléctrico.

El desarrollo de los lastres para máquinas de lavado de ropa demandó una inversión de 3 millones de pesos.

 

Proyección

“Excediendo los límites que por ahí tienen las cooperativas, nuestro mayor orgullo es haber cumplido  30 años y que la proyección de nuestra empresa es muy clara”, destaca Esteban Castellano que trabaja en Hormicoop hace una década.  Atada al compromiso social de la cooperativa, Hormicoop posibilita generar recursos sociales para dar mejores prestaciones a los asociados de la entidad.