En Capital y Gran Buenos Aires aumentó casi 4 veces el consumo de droga entre los empleados

Según un relevamiento, el 14 por ciento de los trabajadores es adicto. En 1987 esa cifra era de apenas el 3 por ciento. El trabajo se basa en los antecedentes de 5.000 empleados públicos y privados de todos los estamentos sociales.

El 14 por ciento de los empleados de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires consume drogas: principalmente cocaína y marihuana, en ese orden. Esto incluye a obreros de la construcción, cajeros de bancos, gerentes de multinacionales, médicos, vendedores, operarios o empleados de una financiera.

Las cifras corresponden a un informe de la Academia Argentina de Medicina del Trabajo y la Sociedad Argentina de Medicina de Trabajo, dependiente de la Asociación Médica Argentina.

Las causas de este aumento sin pausa, dicen los especialistas, tienen que ver con el estrés actual que viven los trabajadores a diario, el mayor nivel de competitividad que se plantea en las empresas y las malas condiciones laborales que enfrentan los asalariados, entre otras cosas. Las consecuencias no sólo afectan a quienes consumen drogas sino también a la empresas donde trabajan.

 

Información extraída de Diario Clarín