Campañas

A pocas semanas de las elecciones presidenciales, los candidatos se esfuerzan por llamar al atención de un país que se siente más atraído por la guerra en la televisión.

 

La guerra adormeció al electorado

Analistas consideran que la "campaña efectiva" durará sólo dos semanas.  

La guerra y la apatía, una combinación que mella seriamente el interés del electorado para el 27.

BUENOS AIRES (ABA) . - Si algo faltaba para adormecer más el entusiasmo de la sociedad de cara a las próximas elecciones presidenciales, llegó la guerra entre Estados Unidos e Irak.

"La campaña electoral efectiva va a durar sólo dos semanas", afirmó Rosendo Fraga, quien consideró que el conflicto bélico absorberá el interés de la opinión pública en los próximos días, y recién después de Semana Santa los candidatos tendrán que poner en marcha sus relojes hasta el 27 de abril.

No obstante, Fraga sostiene que la posición que asuman los postulantes en relación a la contienda armada no será un factor decisivo en el resultado de las elecciones. "El votante se rige por la agenda interna (desempleo, pobreza, corrupción y seguridad), no por aspectos de política exterior", afirmó el director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.

El mismo recordó que la única vez que las cuestión externa jugó un papel importante en una disputa presidencial fue en 1946 con el enfrentamiento entre Spruille Braden (ex embajador norteamericano) y Juan Perón.

Según Fraga, el resultado de la conflagración que se desarrolla en territorio iraquí tampoco tendrá consecuencias electorales ya que "la gente observa la evolución de la guerra como un programa periodístico".

(…)

Desde otra óptica, el consultor Jorge Giacobbe deslizó que no se trata de desinterés, sino de una selección "más medida y pausada" porque el pueblo se expresa de un modo diferente a los tiempos pretéritos. Esa supuesta reflexión de la sociedad es considerada por Giacobbe como una señal de madurez. En tal sentido, subrayó que el 27 de abril no se verificará ni un alto índice de ausentismo, impugnaciones y votos en blanco.

Diario Río Negro, Miércoles 2 de abril de 2003.