Quilino: el agua en riesgo por falta de inversiones

Mientras las obras se pierden entre expedientes burocráticos, la cooperativa dice que no puede seguir perdiendo dinero.

(Córdoba, Quilino)  Mucha agua se ha despilfarrado en Quilino en el último tiempo. Pero las soluciones a este problema de larga data en esa localidad del norte cordobés siguen sin poder superar la instancia de los expedientes burocráticos para convertirse en obras concretas.

Por eso, una vez más y por razones económicas, la Cooperativa de Servicios Públicos de Quilino amenaza con salir del negocio y devolverles el sistema a sus titulares: el municipio de Quilino, el de Lucio V. Mansilla y el de San José de las Salinas.

“En los últimos dos años hemos perdido unos 300 mil pesos con el agua”, afirmó a este diario Nicolás Lobos, gerente de la cooperativa, concesionaria del servicio para las tres localidades. “Ya le hemos hecho saber al Ersep y a la Dipas que así no podemos seguir y por eso estamos analizando la situación”, agregó.

Inicialmente, la concesión del servicio se hizo por 15 años, plazo que venció hace cuatro. Entonces, la Provincia a través de la ex Dipas y la Cooperativa de Quilino acordaron una prórroga de dos años a partir de la promesa de obras, inversiones y créditos por parte del Gobierno provincial, según Lobos.

Con ese fin, el Ministerio de Obras Públicas de Córdoba gestionó ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) la financiación para el reemplazo de varios tramos del caño maestro del sistema y la construcción de redes de distribución entre Lucio V. Mansilla y el paraje El Tuscal (a unos 20 kilómetros). Pero las promesas de fondos por 4,5 millones de pesos para ese fin no se concretaron aún y los problemas de la provisión se agudizan con el correr de los días.

Con aumentos

Como paliativo, el Concejo Deliberante de Quilino resolvió actualizar la tarifa del servicio y aprobó un ajuste de nueve pesos para 2009. Hasta el año pasado, el costo del consumo mensual (que no es medido) era de cinco pesos más IVA para cada conexión residencial. Ahora es más de doble: 11 pesos mensuales más el impuesto.

El sistema abastece a 3.500 familias de Quilino, San José de las Salinas, Lucio V. Mansilla y parajes cercanos.

Buena parte de la red troncal, ya vetusta, data de unos 70 años. El agua se extrae de napas subterráneas y la distribución es ineficiente debido al mal estado de los ductos.

“El sistema requiere de inversiones, y cuanto más se demoren más alto es el riesgo de un colapso súbito”, concluyó Lobos.

Héctor Brondo - La Voz del Interior