Abuelas de Plaza de Mayo recuperaron a la nieta número 97

Se trata de Bárbara Recchia que recobró la identidad tras 32 años. Es la hermana de Julia, la secretaria de Estela de Carlotto. Su identidad surgió tras una investigación iniciada en 2008 por una denuncia de la organización.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner tuvo a su cargo el anuncio de la recuperación de la identidad de la nieta número 97 por parte de las Abuelas de Plaza de Mayo. Lo hizo hoy en el espacio de la memoria, ex Escuela Mecánica de la Armada, y lo oficilizaron las Abuelas de Plaza de Mayo en una conferencia de prensa posterior. Se trata de Bárbara García Recchia, hoy de 32 años.

En el ex predio de la ESMA, el director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, y la primera mandataria anunciaron también la creación del primer centro de promoción de los derechos humanos en el mundo.

El objetivo del centro es fomentar y promover la educación por y para la memoria, considerando que la misma constituye un mecanismo para la salvaguarda y el fortalecimiento de la paz y la seguridad internacional.

La elaboración, puesta en práctica y gestión de las actividades que se celebrarán en el Centro dependerá en forma conjunta de la cartera educativa nacional y de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en cooperación con UNESCO y de conformidad con su estrategia en materia de derechos humanos.

LA NIETA 97

Bárbara García Recchia es hermana de Juliana García Recchia, secretaria de Estela de Carlotto. El Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado, confirmó su identidad corroborada con estudios de sangre.

"Es una joven con una historia tan dura como todas las otras", explicó Carlotto en una conferencia de prensa y explicó que es hija de Antonio Domingo García y Beatriz Recchia.

Sus padres -relató Carlotto- se conocieron en un taller de historia y de los grupos católicos  pasaron a la militancia en barrios y a Montoneros. Fueron secuestrados en su domicilio de Villa Adelina el 2 de enero de 1977.

"Hoy soy la persona más feliz del mundo", dijo Juliana, su hermana, muy emocionada.

La investigación se inició el año pasado. Según trascendió de fuentes periodísticas, el apropiador de Bárbara -quien inscribió a la joven como "Bárbara Ricchutti"-, es un ex oficial de Inteligencia del Ejército que durante los primeros dos años de la recuperación de la democracia se desempeñó como agregado militar en Italia.