CAMESA embargó las cuentas de la cooperativa Servicoop

El reclamo judicial supera el millón de pesos más costas. La medida pone en riesgo el pago a proveedores y el servicio a los usuarios.

Chubut. El reclamo judicial que formalizó la empresa de distribución de energía eléctrica CAMESA a las autoridades de Servicoop no resultó una sorpresa, puesto que la cooperativa mantiene una deuda millonaria con la distribuidora. La medida interpuesta implica el embargo de las cuentas de Servicoop, y si no se alcanza una negociación en las próximas horas existe el riesgo de cese de pago a proveedores e incluso podría haber inconvenientes en la prestación del servicio a los usuarios.

Leonardo Domínguez, presidente de la entidad cooperativa, confirmó que recibió un reclamo judicial de CAMESA que exige el pago de 1.200.000 pesos más costas y el embargo de las cuentas de la cooperativa.

El presidente del Consejo de Administración expresó que ante la distribuidora Servicoop ostenta la categoría de “moroso crónico”, al indicar que “este es el resultado de la imposibilidad de saldar esa deuda”.

Aseguró también que la entidad atraviesa un momento de crisis y en que en ese contexto en los últimos meses “se ha priorizado el pago de sueldos y de proveedores locales”, lo que habría imposibilitado el pago a CAMESA.

De acuerdo a lo expresado por Domínguez, la medida por parte de la distribuidora era de esperar y habiéndose efectivizado ahora es tiempo de negociar un arreglo de partes para minimizar el impacto de la medida.

Según detalló, la situación que atraviesa la cooperativa es de larga data. En el lapso de diez años “se pagaron 22 millones de pesos, no tenemos capacidad de financiamiento porque la cooperativa está concursada y por lo tanto está inhabilitada como sujeto de crédito”, dijo.  

Esta circunstancia acotaría las posibilidades de avanzar en la búsqueda de financiamiento externo a la entidad o al Estado. 

Consecuencias del embargo                              

En cuanto a la medida interpuesta, Domínguez reconoció que lo más urgente a resolver es la inhabilitación de las cuentas bancarias. No descartó que pueda haber inconvenientes en el pago a proveedores, atento a que “no vamos a sentar a tratar de arreglar con CAMESA, pero no tenemos la plata”, dijo.

Respecto a la prestación de servicios al usuario el presidente de la cooperativa señaló que “estamos sujetos a que la distribuidora nos baje la potencia y tendríamos que hacer cortes programados”, dijo y agregó “a pesar de todo seguimos brindando los servicios básicos”.     

Adecuación de tarifas  

Una vez más Domínguez se refirió a la adecuación de la tarifa de los servicios que presta Servicoop y sostuvo que “hay que trabajar sobre los cuadros tarifarios que presentamos en abril de 2009, y adecuarlos”.

En este aspecto señaló que en noviembre se obtuvo “un pequeño aumento” en la tarifa eléctrica y aseguró que los servicios de agua y cloacas “son deficitarios”.              

Asamblea el 20 de marzo

El 20 de marzo habrá asamblea de delegados de Servicoop. Allí las autoridades del Consejo de Administración deberán rendir cuentas y poner a consideración de los presentes el balance.

Asimismo se designará a los tres consejeros que reemplazarán a los que han cumplido el mandato (cada año se renueva un tercio de los consejeros) y todo ocurrirá en un escenario poco satisfactorio y con el oficialismo en el poder, porque cabe recordar que para la elección sólo se presentó una lista que encabeza Domínguez, que queda promulgada automáticamente y por tanto no se esperan cambios significativos en ese sentido.