“No tenemos estrategias comunicacionales”

En el marco del Congreso Nacional de Face, el presidente de la entidad organizadora reconoció que para el sector es más importante comprar un "nuevo transformador" que pensar en cómo llegar mejor al asociado.  

Entrevistado por Sitiocooperativo, Marcelo Gallo expresó que la comunicación “es una debilidad muy fuerte que tenemos los cooperativistas”.

¿Qué reflexión haces sobre el accionar de las cooperativas en venderse como tales?

Esa es una debilidad muy fuerte que tenemos los cooperativistas, no tenemos estrategias comunicacionales. Eso es una realidad y lo vemos en los debates de nuestras propias cooperativas de base que no se le da importancia. Es mucho más interesante e importante comprar un nuevo transformador para una cooperativa eléctrica que estar pensando si llegamos al asociado, usuario o dueño de la empresa cooperativa de la mejor manera. Entonces, cuando hay problemas de comunicación, y estos no sólo los tenemos en las cooperativas sino en todos los ámbitos, es porque hay terrible problema que estamos teniendo y está teniendo el mundo: no practicamos escucharnos los unos a los otros. Entonces, si lo que vamos a pretender hacer siempre son monólogos o improntas que quiera yo expresar mis ideas, si voy a dar por sobre entendido siempre las cosas, tengo un terrible problema de comunicación.

Qué deja este Congreso con los temas que se han discutido: energía, crédito, educación…

Primero, esa actitud de comunicación que sea de ida y de vuelta. El primer Congreso de 2005, cuando hicimos la autocrítica después lo reformulamos, y en 2007 cambiamos la metodología porque nos pareció que era demasiado soberbio en que lo único que hacíamos era decirle cosas a los congresales y que le íbamos a generar doctrina. Pero no le dimos el espacio necesario para escucharlos.

Pasa exactamente lo mismo con los jóvenes. Es realmente espectacular ponerse a leer  las propuestas que los jóvenes hacen de los encuentros, de los debates y de las consignas que se les tiran. Son sumamente estratégicos. Si los dirigentes nos pusiéramos a escuchar o a leer más la visión que pueden llegar a tener esas personas que recién comienzan  en la actividad social sería mucho más interesante. Pero no hacemos esa práctica.