Las cooperativas, sin aportes del Fondo Nacional de Energía

Entrevistado por Sitiocooperativo en el Congreso de FACE en Carlos Paz (Córdoba), el dirigente habló sobre la “injusta” situación de las cooperativas con respecto a los “500 millones de pesos” del Fondo que se reparte a las provincias.

“Un tema que para nosotros es una injusticia realmente inexplicable es la distribución de los fondos federales en los cuales las cooperativas eléctricas nos tienen participación”, explicó Santarelli.

El Fondo Nacional de Energía Eléctrica se compone del FDI, destinado a obras eléctricas, y el FCT o Fondo Compensador Eléctrico. Ambos se destinan a los gobiernos provinciales en forma casi exclusiva y en algún caso “excepcional”, explica Santarelli, “el FCT se le ha transferido a alguna cooperativa en un pequeño porcentaje. Es decir que el asociado de las cooperativas eléctricas aporta a ese fondo y no recibe absolutamente nada a cambio”.

“No podemos explicarle a nuestros socios ¿por qué tienen que pagar una tarifa que no está subsidiada?”, dice el dirigente de la Calf, mientras que las empresas de energía provincial sí lo hacen a través de estos fondos. “Entonces, en esta cruzada justa nos apoya la razón y esperamos que tenga buen eco”.

 

Han hecho reclamos al respecto ¿qué respuesta han recibido?

Reclamos se están haciendo hace mucho tiempo. Creo que está faltando la difusión a la sociedad y a la opinión pública -este es mi pensamiento personal – para que esto que es tan obvio se pueda modificar. Mientras sea un problema que tienen las cooperativas y las provincias y quede en ese ámbito por lo visto no se ha cambiado. Este tema tiene más de 14 años. Creo que hace falta difundirlo, poner las cosas tal como son, explicarle a la opinión pública que pasa y esto va a motivar que los poderes políticos tomen las decisiones que tienen que tomar.

En números, ¿de cuánto hablamos cuando nos referimos al Fondo?

El Fondo Nacional de Energía Eléctrica actualmente debe rondar los 500 millones de pesos anuales. Prácticamente un 60 por ciento se destina al FCT, que se distribuye entre todas las provincias, y el 40 por ciento restante al FDI, al fondo de electrificación que también reciben directamente las provincias. Estos gobiernos deberían con el FDI hacer obras de electrificación en las zonas que no tienen actualmente energía y el FCT deberían aplicarlo para resolver situaciones de lugares aislados que ayude a solventar los costos  que tienen estas instalaciones  para que la tarifa sea sociabilizada dentro de sus clientes y todos tengan la misma tarifa.

El tema es que las cooperativas también tienen estos problemas y ese subsidio no les llega, ni el de obras ni el compensador de tarifas. Respecto al FCT es una decisión simple que la tiene que tomar los gobiernos provinciales.

Algunas provincias han resuelto asignarle un pequeño porcentaje a las cooperativas, el resto se los queda la empresa provincial de energía. El FDI a las cooperativas solamente les llega a través de un crédito. Es decir, el FDI prevé que el 12 por ciento del monto se destine a préstamos que son retornables, con un interés. Si bien no es alto el interés pero son préstamos  que las cooperativas deben devolver. El 1 por ciento lo usa el Consejo Federal para sus gastos operativos  y el 87 por ciento va a las provincias en carácter de subsidio, o sea que es dinero que no devuelven y que lo invierten supuestamente en obras. No hay control, no sabemos, yo desconozco el control que existe sobre estos dos fondos. Lo que pedimos es que el FDI llegue también a las cooperativas en carácter de subsidio, no como préstamo.