Preocupación por el Inaes

La Asamblea consideró que la alteración de su regular funcionamiento pone en riesgo el cumplimiento de las importantes funciones que la ley le asigna en su carácter de autoridad de aplicación del régimen legal de las cooperativas en todo el ámbito nacional.

Frente a ello, por unanimidad resolvió ratificar los lineamientos aprobados por el Congreso Argentino de la Cooperación en cuanto a las relaciones entre el movimiento cooperativo y el Estado y las funciones que corresponden al órgano nacional de cooperativas, revalorizando la participación cooperativa en su conducción y en la administración de los recursos aportados por el propio movimiento.  Dentro de ese marco manifestó su más profunda preocupación por la situación actual y perspectivas futuras del INAES.

El movimiento cooperativo nucleado en Cooperar reiteró su voluntad de colaborar constructivamente en la conducción del Organismo participando -como lo viene haciendo- en forma orgánica en su directorio a través de su representante.  En tal sentido, expresó de manera categórica la necesidad de que se asegure la continuidad institucional del INAES  manteniendo la composición de su directorio conforme con las normas vigentes.

Se reclamó que se permita que ese compromiso de participación se proyecte mas allá de contar con un lugar en el órgano directivo del INAES, llegando a la definición e implementación de las políticas generales y sectoriales relacionadas con el movimiento cooperativo.  En ese contexto, las acciones vinculadas con las graves consecuencias del decreto 392/03 sobre las cooperativas de electricidad, el régimen de las cooperativas en general y sus ocho millones de asociados.  Por lo tanto Cooperar no puede permanecer impasible frente a las alternativas que se han venido produciendo en ese organismo y reclama que sean superadas con urgencia.

Fuente: Prensa Cooperar