Proyectan grabar a las cooperativas con el impuesto a las ganancias

El gobierno ha acordado con el congreso algunos ejes de la reforma tributaria.

El proyecto de reforma debe estar listo para empezar a ser discutido en el Congreso a fin de setiembre, según el compromiso que el Gobierno asumió ante los directivos del FMI. La propuesta de “eliminar las exenciones impositivas” afectaría directamente a las entidades de la economía solidaria.

El sospechado concepto de exención impositiva (asociado a la idea de privilegio) engloba a entidades que realizan actividades radicalmente diferentes.

Los “gastos tributarios” (ver infografía) que son exenciones que el fisco deja de cobrar se refieren tanto a algunas exenciones de promoción industrial, diferimientos impositivos para alentar la inversión,  rebajas geográficas de cargas patronales como a las utilidades de cooperativas y mutuales.

Aquí surge un punto válido para aclarar: El impuesto que se pretende imponer a las cooperativas es el impuesto a las ganancias.  Es sabido que las entidades de la economía solidaria no generan ganancias sino un excedente que debe ser utilizado para capitalizar la cooperativa o para repartir entre los socios.  De allí es que surge la confusión generalizada poniendo en la misma bolsa a las Cooperativas – las instituciones con mayor índice de cumplimiento tributario del País- empresas particulares y emprendimientos individuales beneficiados por la política de promoción industrial de la década del 90´.

Es claro una vez más que el camino más fácil para aumentar la recaudación tributaria es sobrecargar de impuestos a quienes ya pagan antes que eliminar la evasión.

Los datos del gobierno nacional indican que “las exenciones” equivalen a 10.615 millones de pesos, según los datos oficiales correspondientes a 2004 mientras que Jorge Capitanich  titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, estimó la evasión en aproximadamente 22.000 millones de pesos.  Las cifras hablan por si mismas.