La Receta

Lo de la Amanda

Aunque la rotisería lleve por nombre 11 de Junio, en el pueblo todos la conocen como “Lo de la Amanda”. Ahí uno encuentra escabeches, torre de panqueques, pollos relleno, pastas y postres. Las coordenadas para llegar al negocio son sencillas: pasando las vías y el viejo molino Fénix, a dos cuadras. Para los que no son del lugar, la localidad en cuestión es Villa Huidobro (o Cañada Verde), al sur de Córdoba.

La jefa y accionista mayoritaria del comercio es Amanda Pascal, así se presenta ella en su cuenta personal de Facebook. Secundada por sus hijos, Amanda le ha puesto siempre el cuerpo y el corazón a la cocina y hoy la rotisería camina sobre ruedas.

El teléfono no para de sonar. Ella lo atiende mientras abre y cierra la heladera, se pone el delantal y prepara unos mates. Los pedidos no cesan cuando se aproxima el fin de semana: pollo a la piedra, pastas y reservas de porciones de locro en la víspera de fechas patrias.

Amanda aprendió a cocinar “mirando a mi  mamá. Ella cocinaba mucho”. Dice que todas las comidas que hoy ofrece en el negocio las aprendió a fuerza de prueba y error, que no hubo recetas mágicas ni secretos, fue cuestión de hacer y ver los resultados. Entre las comidas que prepara, eligió para compartir los ravioles de carne y acelga.

 

Masa:

 1 kilo de harina

1 docena de huevos

Sal y un corrito de aceite

Amasar y dejar descansar el bollo antes de estirar en la pastalinda.

 

Relleno:

2 kilos de acelga sin tallos ni nervaduras

1 kilo de carne molida

Condimentos: sal, pimienta y nuez moscada

La pasta se acompaña con salsa de tomate y peceto.

* El secreto está en cómo preparar el relleno. Luego de lavar la acelga y cocinarla en su propio líquido, se procesa y escurre bien. La carne se cocina por separado y también debe estar libre de jugos. Después se mezclan los dos ingredientes, se condimenta y se agrega mucho queso rallado. Amanda dice que no usa cebolla para que no se pongan ácidos. Las pastas se preparan y van al freezer.