Entrevista

Darío José Guareschi: "Hago el trabajo que me gusta"

Es empleado de la cooperativa de Hernando desde hace 11 años. Ingresó al terminar el secundario y hoy con treinta años continúa desarrollando su pasión por la electricidad.

“Entré directamente al área de redes. Venía de un colegio técnico, estaba comenzando a trabajar con un ingeniero cuando me enteré de que buscaban gente y entré a la cooperativa.”

La tarea que realiza no es fácil, demanda tiempo y conocimiento técnico y le lleva gran parte de la jornada diaria.  “Tenemos casi 600 km de línea rural así que ir al campo es algo habitual para nosotros. Por ejemplo la zona de las Isletillas se inunda luego de cada tormenta. Hay dos camionetas con snorkel y se usan.  Es un pueblo a 5 km de Hernando. También atendemos Pampayasta y cuando se complica, vamos a ayudar a los compañeros que trabajan en la sucursal de esa zona”.

La particularidad de los trabajadores de redes, y por lo tanto la realidad que le toca a Darío es que realizan guardias.  “Duran una semana, son pasivas y estás en tu casa, pero cuando te llaman tenés que salir.  A veces volvés a los 10 o 15 min, otras veces estás días. Cuando se complica mucho por tormentas o algo excepcional viene todo el personal aunque no esté de guardia. Siempre hay colaboración entre los compañeros”

¿Recordás algún momento crítico que sirva de ejemplo?

Hace tres años se inundó todo el pueblo.  Durante una semana arrancábamos a las cinco de la mañana y volvíamos de noche. Teníamos zonas con un metro y medio de agua. Donde vivo se inundó, así que cuando terminé las guardias volví a casa a palear barro. Cuando llueve mucho en la cuenca de Berrotarán no hay manera de evitar la inundación.  A lo largo de la historia Hernando se ha inundado unas cuatro o cinco veces. En el campo siempre lidiamos con el agua, no así en el pueblo ya  que para que eso ocurra tiene que llegar mucha agua y de golpe.”

Son las once y Darío recién regresa de trabajar en la calle. Casco amarillo, zapatos de seguridad, guantes y herramientas son parte del ropaje habitual que lleva con total naturalidad.  “La cooperativa insume mucho tiempo, estoy más aquí que en mi casa. En verano sobre todo, siempre queda algo por hacer. La energía hoy por hoy es algo esencial, tal vez se corta el agua y la gente ni se da cuenta pero con la electricidad eso no ocurre.”

¿Cómo te ves de aquí a un tiempo?
Me veo en la cooperativa porque hago el trabajo que me gusta.  Realizo rápido lo administrativo y me voy a la calle, a estar entre los cables.

El Hobby
Me gusta andar en moto enduro e ir a las sierras pero hay poco tiempo, así que prefiero dedicar mis momentos libres a la familia. Tengo un hijo de 10 años y cuando vuelvo tengo ganas de estar en casa los fines de semana.