FIESTA DE LA BAGNA CAUDA: CON TOQUE PIAMONTÉS

La localidad cordobesa de Calchín Oeste prepara todo para su tradicional festejo, que este año tendrá lugar el 19 de julio.

Un almuerzo “como los de antes”: El salón de un club con interminables mesas, la cálida atención de quienes las sirven, espectáculos en vivo y lo más importante, el inigualable sabor de la Bagna Cauda, hacen de esta celebración un clásico evento en el mes de julio.

“La fiesta surgió hace 37 años de la mano del Centro Juvenil Agrario, que decidió realizar un almuerzo para recaudar fondos y revalorizar las costumbres locales. Acá hay muchos descendientes de piamonteses por lo que decidieron que el plato principal fuera la Bagna Cauda”, explicó Néstor Bossio, presidente de la comisión organizadora.

La primera fiesta convocó a 150 personas y fue creciendo año a año. “Actualmente la organización está a cargo del municipio. Tuvimos que anexar una carpa al salón, porque los últimos años participaron alrededor de 2.400 personas”.

Se abren las puertas

Al mediodía del domingo en cuestión, que en este caso será el 19 de julio, se abrirán las puertas y comenzarán a ubicarse los invitados. “Luego de presentar las candidatas a reina, se dará lugar al esperado almuerzo. Mientras, en el escenario habrá diferentes espectáculos seguidos de actividades que serán coronadas con un gran baile popular”, detalla Bossio.

El pueblo literalmente se revoluciona. Se cortan las calles frente a la plaza, donde está ubicado el salón “Hay que pensar que es una localidad de alrededor de 850 habitantes y que la fiesta reúne alrededor de 2.400 personas. Hay diversos stands tanto en las carpas como alrededor de la plaza, lo que hace que se genere un movimiento inusual. Un detalle importante es que todo lo que se recauda por la venta de entradas se distribuye entre las instituciones participantes”. 

La comida casera y la cálida atención son los aspectos destacados por quienes participan de este gran almuerzo. “Lo que más impacta es que conservamos las costumbres de una fiesta familiar,  un almuerzo que reúne en la mesa a toda la comunidad. La gente queda muy contenta”.

Los cocineros

Hubo tres personas en la historia de la fiesta que tuvieron a cargo la cocina. “Primero vino una persona desde Carrilobo, luego la señora Nairis Mochi y luego Amadeo Morelli, que es el cocinero encargado en la actualidad”

Todo comienza el viernes, cuando empiezan a preparase los ingredientes que el domingo se cocinarán en 7 ollas de 100 litros. “Realmente trabaja todo el pueblo en la fiesta, sino sería imposible hacerla. Hay que tener en cuenta la organización del evento en general y la cocina en particular, porque para 2.500 personas se utilizan alrededor de 700 litros de crema, 40 kg de anchoas, 2,5 kilos de nueces y 500 cabezas de ajo”, explica Bossio.

Luego esta delicia es servida, se mantiene caliente sobre un mechero y se degusta acompañada un buen vino y pan.

Imperdible.

 

La comisión ofrece su receta para 15 personas:

 

4kgs. de crema

1 litro de leche

10 cabezas de ajo

25 anchoas en salmuera

3 cucharadas de maicena

1 cucharada de nueces picada

sal y pimienta