• La necesaria federalización de Arsat

    Martín Becerra propone que el 49% de Arsat sea utilizada para subsanar deudas históricas que la Nación mantiene con las Provincias.

  • Arsat invertirá $3.000 millones en el plan federal de Internet durante los próximos dos años

    La empresa estatal dedicará $ 2.928.173.500 para instalar y poner en funcionamiento 550 puntos de conexión en todo el país

  • De Loredo anticipó "fútbol en vivo por TDA" hasta fin de año

    El titular de Arsat dijo que los partidos seguirán viéndose en el sistema gratuito unos meses.

  • De Loredo visitó COLSECOR

    El presidente de la empresa estatal Arsat, Rodrigo de Loredo, estuvo en Colsecor reunido con integrantes del consejo de administración de la cooperativa.

  • El sector cooperativo destaca la labor de Rodrigo de Loredo al frente de Arsat

     

    Tras conocerse la noticia que el presidente de Arsat deberá dejar su cargo luego del decreto que obliga a renunciar a los familiares de funcionarios, surgieron muestras de respaldo a su gestión.

     

     

    El yerno del actual Ministro de Defensa, Oscar Aguad, es uno de los funcionarios que deberá dejar su cargo,  luego de la decisión del Gobierno nacional de achicar la planta de funcionarios.

    Esta mañana el cordobés Rodrigo De Loredo, titular de Arsat, manifestó en una radio nacional que dejaría su lugar ya que "Una excepción no hubiera sido correcta ni saludable. En el transcurso de las horas podré redactar la renuncia", explicó el dirigente radical. Pasadas las horas, y frente a la complejidad de los desarrollos que lleva adelante la empresa estatal, se conoció que su titular permanecerá seis meses más al frente de Arsat.

    Desde COLSECOR, lamentaron mediante un documento público  -que se puede leer sobre el final de esta nota - la noticia del posible alejamiento de Rodrigo De Loredo por considerar que durante los dos años de su gestión la empresa se volvió eficiente económicamente y se han conseguido avances importantes para llevar conectividad al interior del país. Sobre este punto, el presidente de la cooperativa COLSECOR, José Lino, expresó que en virtud de los desarrollos de Arsat en este tiempo “se ha conseguido bajar considerablemente el costo de los megas que compran las cooperativas y pymes” haciendo posible que muchas poblaciones tengan un mejor y más accesible servicio de internet.  “Con De Loredo hay también muchos proyectos en marcha”, señaló, al tiempo que pidió públicamente por “la necesaria continuidad del funcionario” al frente de Arsat, con quien las cooperativas trabajan mancomunadamente.

    Desde el lanzamiento del Plan Federal de Internet, que el presidente de Arsat presentó en la 7ª Jornada de COLSECOR en 2016, “se han venido dando pasos importantes para su desarrollo”, dijo Lino. En esa oportunidad, el funcionario expresó que la misión principal de Arsat era interconectar a la red de fibra 1.200 pueblos para que estas pequeñas poblaciones tengan las mismas condiciones de acceso a internet que las más pobladas.   

     

     

    DOCUMENTO de COLSECOR

    Nuestra integración cooperativa COLSECOR expresa mediante el presente documento público, el reconocimiento y el respaldo a la gestión que lleva adelante el Dr. Rodrigo De Loredo como presidente de la empresa Arsat del Estado Nacional.

     

    Creemos que es necesario hacer saber a toda la sociedad, nuestra consideración sobre la tarea que desempeña el funcionario de la administración pública nacional.

    La reciente decisión adoptada mediante el decreto presidencial 93/2018 crea condiciones de imposibilidad en la continuidad del ejercicio de la función. Humildemente y solo en carácter de aporte comprometido con el país, queremos elevar desde COLSECOR, el pedido de reconsideración de la medida dado los efectos negativos que pueden emerger ante la probable renuncia de quien conduce Arsat.

    Creemos que es digno de destacar el trabajo que está realizando la empresa pública al iluminar una red de fibra óptica que estuvo mucho tiempo instalada sin que se inicie la puesta en marcha de gran parte de su enorme extensión en el vasto territorio del país.

    Con el plan llevado adelante por el Dr. De Loredo hemos garantizado que muchas localidades que estaban aisladas en términos de comunicación convergente, ahora puedan tener la posibilidad de tener banda ancha con una estandarización del precio de modo justo y razonable.

    Antes de su labor, estábamos en un mercado muy voraz donde el costo de los accesos a la conectividad era muy preocupante dado que generaba condiciones de real exclusión para gran parte de la ciudadanía del país en la Argentina tierra adentro donde se desempeñan con su labor las cooperativas de servicios públicos.

    Hay regiones del país donde las densidades poblacionales son significativas. Allí impera la competencia porque los costos de amortizaciones de las inversiones son de más fácil recupero por las rentabilidades conseguidas de un mercado robusto en usuarios a los servicios de internet. Pero también hay otras realidades: la de las pequeñas comunidades donde los precios eran muy elevado; y allí puso especial atención De Loredo. Comprendió que la inequidad ciudadana se materializaba porque primero se conformaba una inequidad federal. Por tales razones es que las políticas que instrumentó por intermedio de Arsat en materia de comunicaciones, vinieron a corregir las asimetrías históricas en nuestro país.

    Arsat comenzó a trabajar firmemente para dar soluciones a este real problema y muchas empresas dedicadas a la interconexión decidieron reordenar sus políticas de precios excesivos que estaban cobrando. 

    Celebramos hace poco más de dos años desde COLSECOR un convenio con Arsat ante la importante demanda de muchas cooperativas en zonas donde comenzaba a llegar la Red de Fibra Óptica (REFEFO). Es decir, se abrieron posibilidades de desarrollo concreto con estos servicios lo que redundó en efectos sumamente positivos para empresas solidarias que pertenecen a COLSECOR.

    Para ser claros, la gestión del presidente de Arsat, Dr. Rodrigo De Loredo, representa, para el sector de la economía solidaria, un paso en la efectiva integración federal y una política pública que genera condiciones para el pleno ejercicio de los derechos a la información y la comunicación en gran parte del país.