• Corpico desarrolló una app para el transporte público

     

    Está pensada para optimizar el uso del servicio público que ofrece la cooperativa en General Pico. Fue desarrollada junto a la Facultad de Ingeniería y una empresa privada.

  • Una app para ayudar a chicos con autismo

     

    Permite que los niños que padecen este trastorno usen la tecnología para comunicarse, interactuar o ver contenidos.

     

     

    Un grupo de estudiantes y graduados de la carrera de Ingeniería en Sistemas de Información de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Buenos Aires desarrolló Pspecs, una aplicación para niños que conviven con TEA (Trastorno del Espectro Autista), con la que llegaron a ser finalistas del concurso de apps del Enacom.

    La idea de surgió porque la esposa de Juan Brito, uno de los desarrolladores, trabaja con niños con autismo: “Ella notaba que los chicos se inclinaban a usar la tecnología para comunicarse, interactuar o ver contenidos, y buscó aplicaciones para poder trabajar mejor con ellos y no encontró desarrollos de calidad, o los que encontraba estaban en inglés. Así surgió la necesidad”, contó el profesional.

    Los desarrolladores destacaron que Pspecs brinda la posibilidad de adecuar la tecnología a la etapa de aprendizaje y orientación que está atravesando el niño.

    "A medida que va avanzando, la tecnología va complejizándose, acompañando el proceso terapéutico. Es común que se comience por la identificación de pictogramas. En la terapia, en el plano físico, utilizan tarjetas. El objetivo de la app es usar la tecnología para reemplazar este entorno analógico por uno digital e ir incorporando otras herramientas, e ir armando frases", explicaron los creativos.

    La aplicación "está diseñada para contener a tres tipos de usuarios: los niños, los padres y los profesionales. Cuando el niño es capaz de armar frases, puede enviarlas por este medio a profesionales y familiares, y recibir ellos también respuestas. Siempre depende de la etapa en que estén y los estímulos que puedan manejar”.

    También incluirá la funcionalidad de enviar informes de cómo utilizan los niños la app "y así ayudar a que las personas de su entorno y el equipo profesional pueda llevar un mejor control del avance de los chicos en el uso de la aplicación y así poder ajustar donde sea necesario el aprendizaje de este tipo de comunicación".

    Según explicaron los desarrolladores, por la particularidad de los chicos nunca tuvieron  oportunidad de experimentarla en las salas ya que sería una práctica invasiva para los pacientes así que los ajustes y las observaciones fueron aportadas por los mismos terapeutas. En algunas ocasiones se grabaron videos de cómo usaban la aplicación.

    El desarrollo, que surgió como propuesta para la materia Proyecto Final de la carrera, es uno de los seis finalistas de la categoría “Proyectos en vías de desarrollo” del concurso de apps del Enacom.

    [RevistaCOLSECOR] Noviembre