Emergencia alimentaria

Productores y quinteros se comprometieron a garantizar alimentos a precios justos

 

Las cooperativas integrantes de Fecofe y la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) acordaron acciones para facilitar el acceso a los alimentos a los sectores más vulnerables.  

 

En el acuerdo que se denomina “Alimentos soberanos, justos y cooperativos”, ambas organizaciones buscan garantizar precios populares para facilitar el acceso a los alimentos de los sectores sociales más necesitados, ante la situación económica que atraviesa el país.

“Creemos que podemos ayudar poniendo nuestros productos a precios justos. Esto significa que sean rentables para la cooperativa, para el productor, pero que también estén al alcance del consumidor”, explicó el presidente de Federación de Cooperativas Federadas, Juan Manuel Rossi, en diálogo con Colsecor noticias.

Nahuel Levaggi, coordinador nacional de la UTT, enfatizó: “Para solucionar el problema del hambre no alcanza con hacer acuerdos de precio con las grandes cadenas, hay que democratizar la producción y la comercialización de los alimentos”.

Con respecto a la emergencia alimentaria sancionada por Diputados y Senadores, Levaggi expresó: “ponemos a disposición estos precios populares para que el Estado nos compre y pueda distribuir los alimentos”.

El acuerdo también incluye la donación de alimentos (verduras, leche, yerba, harina) producidos por las cooperativas y los productores asociados a organizaciones que demanden esta asistencia y prioritariamente vinculadas a los niños y adultos mayores.

“Si bien muchas de nuestras cooperativas están pasando por una situación crítica, están preocupadas por lo que sucede”, señaló Rossi.

En primera instancia, se comprometieron en esta iniciativa la Cooperativa Agrícola Tambera de James Craik (Córdoba), la Agrícola Ganadera de Armstrong y de Tamberos de Rosario (COTAR) (Santa Fe), la Agropecuaria y de Consumo “El Colono” (Misiones) y los productores de la Unión de Trabajadores de la Tierra.

“Las cooperativas tenemos que actuar hoy, no podemos esperar”, dijo el titular de Fecofe y señaló que como organización buscan diferenciarse “principalmente con una parte del sector agropecuario que pelea solamente por el aumento del dólar y la baja de las retenciones. Nosotros queremos ir más”.

 

Ley de agricultura familiar

Luego de dos años de discusión, la Unicameral cordobesa aprobó la semana pasada por unanimidad la Ley de Desarrollo Integral de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Provincia de Córdoba.

“Esta ley es muy importante porque va al corazón de lo que hoy estamos discutiendo en el sector agropecuario, o sobre el mal llamado campo”, agregó el presidente de la Fecofe al ser consultado sobre lo trascendental de esta normativa. “No existe en el país una actividad más heterogénea que el campo porque hay una cantidad de actores en función de la producción, del lugar donde viven, del tamaño del campo, si usan la tierra para especulación, para producir commodities o alimentos y están también aquellos que prestan servicios. En realidad, lo que se discute a partir de una ley de agricultura familiar es el modelo de país que queremos, por eso es tan importante la sanción de esta norma”, señaló el dirigente que estuvo participando de los foros regionales donde se debatió ampliamente.

“Nosotros planteamos desde la ley de agricultura familiar la ocupación del territorio, la industrialización de la materia prima en ese mismo territorio y otorgarle derechos a quienes están todos los días trabajando la tierra y produciendo alimentos. No es lo mismo el que produce alimentos que el que utiliza la tierra para la especulación”, indicó.

Rossi señaló el gran trabajo legislativo de la Comisión de Agricultura, encabeza por el legislador Abel Lino, que impulsó la ley junto al ministro de Agricultura, Sergio Busso, quienes lograron sortear los intereses encontrados en un territorio de disputas por el uso de la tierra.