Comunicaciones

Cooperativas y pymes esperan convertirse en un operador móvil regional

Ariel Fernández Alvarado, Catel

En un comunicado conjunto Catel, Cabase y Catip, tres cámaras vinculadas al sector de las comunicaciones que integran a cooperativas y pymes, mostraron su interés en convertirse en actores del mercado móvil.

 

 

Con la autorización del cuarto operador móvil (Nextel), el sector de cooperativas y pymes considera que se abre una nueva oportunidad para poder ofrecer servicios de telefonía móvil y así se lo manifestaron al Enacom. Aunque esta vez exigiendo espectro.

La intención de convertirse en el quinto operador móvil virtual se concretó esta semana con la declaración conjunta que firmaron la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel), la Cámara Argentina de Internet (Cabase) y la Cámara Argentina de Comunicaciones Convergentes (Catip) y a la que adhirieron la Cámara Argentina de Cableoperadores y Internet (Cacpy) y la cooperativa COLSECOR. El comunicado celebra las acciones del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), las que considera apropiadas para impulsar una “mayor competencia en el mercado de servicios móviles”. En la resolución 1299/17, el ente regulador impuso “el modelo de asignación regional y uso compartido de frecuencias”, lo que abre la puerta para que las cooperativas puedan solicitar espectro regional para operar como proveedores de servicios móviles en sus zonas de cobertura.

Ariel Fernández Alvarado, presidente de Catel, afirmó que: “Nos hemos estado preparando desde hace años para este momento, investigando y fortaleciendo nuestras capacidades tecnológicas y económicas. Estamos listos para invertir y brindar mejores servicios a más argentinos en cuanto el Enacom nos habilite la frecuencia y se conforme así un mercado plural que incluye a todos los actores". El proyecto contempla que cada cooperativa o pyme pueda operar como OMR en su zona de cobertura, “mientras que compraría roaming nacional a los operadores ya existentes en el mercado. En el sitio local, además, se podrá aprovechar la red Wi-Fi Carrier Grade que la organización tiene previsto lanzar en los próximos dos meses”, explicó.

Catel  lleva varios años desarrollando la posibilidad de convertirse en un operador móvil virtual (MVNE). Sin embargo, la iniciativa no ha prosperado por distintos factores, entre estos el regulatorio.  Uno de los cambios importantes celebrados por el sector fue cuando en mayo del año pasado se publicó el nuevo reglamento para OMV, que abrió el juego a nuevos actores. Hasta entonces, sólo podían serlo las comunicaciones avanzadas 4G cuando “en la mayoría de los lugares donde estamos las cooperativas el sistema es 2 y 3G”, decía entonces el presidente de Catel, en el marco de la 7ª Jornada de COLSECOR.

La reatribución del espectro a Nextel, ratificada en marzo de este año, fue una oportunidad clave utilizada por pymes y cooperativas para impulsar el desarrollo en el que vienen trabajando hace tiempo. Pero como las frecuencias que actualmente ocupan no son utilizadas para dar servicios móviles, “en principio el pedido de reatribución no sería viable”, dice Catel. En cambio, esperan que se les otorgue espectro en 700 MHz, 900 MHz o 2,5 GHz, las bandas más utilizadas para dar servicios móviles a cambio de una compensación económica y metas de cobertura. Esto porque necesitan de bandas que ya tengan un ecosistema móvil desarrollado.

Catel, Cabase y Catip ya han enviado al Enacom y Ministerio de Comunicaciones un primer documento solicitando que se les otorgue frecuencias a demanda de manera regional. Tal como señala la periodista Leticia Pautaso en el sitio Telesemana, “esta posibilidad, si bien no queda claro cómo se instrumentaría, podría ser posible en el marco del artículo cuatro del decreto 1340/2016, que faculta al regulador asignar a demanda frecuencias del espectro radioeléctrico, estableciendo compensaciones, obligaciones de despliegue y cobertura”.

Para Ariel Graizer, titular de Cabase, otras de las entidades firmantes, la opción de que cooperativas y pymes participen del mercado OMV no sólo traerá “mayor competencia” sino que de este modo el Estado “se asegura de no excluir a ningún ciudadano del acceso a las herramientas de la sociedad del conocimiento”. Sin importar dónde viva, todos podrán acceder a servicios de calidad, dijo.

De cara al proceso de elaboración del proyecto de una nueva ley de comunicaciones convergentes las cooperativas y pymes del sector de las comunicaciones “confían en que el Estado impulse una regulación moderna, justa e inteligente, que favorezca la competencia, promueva las inversiones y el desarrollo de las PyMEs y cooperativas, en una industria que tiende por naturaleza a la concentración”, expresaron conjuntamente.

A la luz de las asimetrías existentes en el mercado local, es responsabilidad del Estado “ser la voz de los que no la tienen” y asegurar condiciones de competencia “que permitan a las pequeñas y medianas empresas y cooperativas ser una alternativa real”.

Tanto Catel, Catip como Cabase prevén poder comenzar a dar servicios móviles en las ciudades donde operan antes de fin de este año.